El aguilucho papialbo llega a Cádiz

El aguilucho papialbo es un ave originaria de Mongolia y el sur de Rusia que migra a África para hibernar, pero en los últimos años algunos ejemplares no solo han modificado su ruta migratoria y cruzan el Estrecho de Gibraltar, sino que pasan el invierno en Cádiz.

El aguilucho papialbo ha modificado sus rutas migratorias.

En un mundo marcado por los cambios constantes y la globalización, ni los anaimales se libran de los cambios. La última víctima es el aguilucho papialbo (Circus macrourus), un ave rapaz que ha comenzado a hibernar en la provincia de Cádiz. Este aguilucho tiene su hábitat reproductivo en Mongolia y el sur de Rusia, desde donde en invierno se traslada al sur del Sáhara o incluso al sur del continente africano, aunque a veces también lo hace a la India y al este de China.

La población de esta rapaz más cercana e España está en los Balcanes, aunque el espectacular declive que ha sufrido en los últimos años ha hecho que la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza la incluyera en su lista de especies «casi amenazadas» a nivel mundial. La causa principal del descenso de la población del aguilucho papialbo es el cultivo de las zonas esteparias donde se reproducía, lo que le ha obligado a buscar un nuevo hábitat reproductivo.

Uno de estos nuevos hábitats se encuentra en Suecia y Finlandia, y son precisamente los papialbos escandinavos los que han llegado a Andalucía. La Fundación Migres ha detectado que estas aves ya no migran hacia África, sino que han optado por quedarse a pasar el invierno en Andalucía. Las comarcas gaditanas de La Janda y el Campo de Gibraltar son los dos principales lugares donde se han localizado ejemplares de papialbo en los dos últimos inviernos, lo que supone un hecho extraordinario en Europa.

Desde que en 1997 apareció Migres, bajo el auspicio de la Junta de  Andalucía, solo se había visto un ejemplar de aguilucho papialbo sobrevolando cielo andaluz. Ocurrió en la primavera de 2008 y fue avistado desde el observatorio que la fundación tiene en Tarifa, aunque no es la única vez que se ha visto esta ave cruzar el estrecho de Gibraltar. La Sociedad Española de Ornitología (SEO/Birdlife) cuenta con una treintena de observaciones homologadas del aguilucho.

El aguilucho papialbo no es la única especie de ave que en los últimos años ha aparecido por primera vez en la zona del Estrecho de Gibraltar. Migres ha localizado ejemplares de buitre moteado y ratonero moro, que se suman así a las 55 especies nuevas que SEO/Birdlife ha localizado en todo el territorio español en los últimos siete años. Además de la acción humana, olas de frío o de calor africano y los huracanes ocurridos en sus hábitats naturales son alguno de los factores que empujan a las aves a modificar sus rutas migratorias, lo que explica, en parte, la llegada de nuevas especies a España.

Imagen: captura de pantalla de www.luontoportti.com

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...