El acuerdo en la lucha contra el cambio climático, un objetivo díficil de alcanzar

Los importantes ajustes que deberían acometerse en los sistemas financieros y productivos de los países están dificultando llegara aun acuerdo global y jurídicamente vinculante para la lucha contra el cambio climático.

Parece que la preocupación por el cuidado del medio ambiente no es suficiente motivo como para llegar a un acuerdo internacional para la lucha contra el cambio climático, o al menos no lo es de manera tan fuerte como para tomar medidas que afecten a los sistemas productivos de los países.  Así lo ha asegurado  la comisaria europea de Acción por el Clima, Connie Hedegaard, quien ha afirmado que es “altamente improbable” que la comunidad internacional cierre un acuerdo global y “jurídicamente vinculante” en la lucha contra el cambio climático antes de que acabe este año, fecha en la que se celebrará la próxima Cumbre de Naciones Unidas sobre Clima en Durban (Sudáfrica).

Pese a que los países sí han conseguido llegar a  acuerdos sobre  la necesidad de poner en marcha los acuerdos logrados en Cancún y el “reconocimiento general” de la conveniencia de un acuerdo “vinculante” que incluya objetivos de reducción de emisiones contaminantes, la comisaria ha asegurado que  es “altamente improbable” que el acuerdo sobre las medidas concretas a adoptar se produzca antes del mes de diciembre, cuando tenga lugar la Conferencia de Durban.

La comisaria europea de Acción por el Clima ve difícil el acuerdo.

Pese a ello, Hedegaard ha subrayado el fuerte apoyo de los 27 al objetivo de establecer un pacto que sea jurídicamente vinculante y ha asegurado que la Unión Europea es la región “más implicada” en este objetivo. Además ha destacado que hace dos años “sólo la UE” tenía objetivos concretos para reducir sus emisiones de efecto invernadero y que, en la actualidad, son ya “89 países” los que han asumido compromisos propios. De hecho, la secretaria de Estado de Cambio Climático, Teresa Ribera, ha considerado que “no es probable” que se llegue a un acuerdo en Durban, pero ha asegurado que la cumbre servirá para “marcar la convergencia” sobre cómo y cuándo puede producirse el convenio. “Si no seguimos construyendo y empujando, estaremos retrasando que (el acuerdo) se produzca”, ha dicho.

Y es que , conseguir un acuerdo de calado para  luchar contra el cambio climático requiere de un alto grado de compromiso por parte de los países que no solo deben mostrar su apuesta medioambiental con palabras, sino que deberían plasmar ese compromiso con acciones de  calado que implican, entre otras cosas, llevar a cabo serios ajustes de  su  sistema productivo para  limitar el consumo y posibilitar fórmulas de desarrollo más sostenibles y equitativas.

“Tal paso requiere de cambios muy profundos en los sistemas energéticos, financieros y fiscal, así como en las relaciones entre países y mucha  voluntad política para superar las diferencias entre países”.

Imagen: Mogens Engelund en Wikimedia Commons

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...