El 90% de los europeos vive en ciudades con elevadas tasas de contaminación atmosférica

Según un estudio de la Agencia Europea del Medio Ambiente 9 de cada 10 europeos residentes en un ambiente urbano se expone a agentes contaminantes atmosféricos catalogados por la OMS no sólo como nocivos para la salud, si no cancerígenos también.

conaminacion dioxido carbono

Mapa con la contaminación por países

Este dato se conoce tras el último estudio publicado por la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer en la revista The Lancet Oncology.

Los principales responsables de este grave problema ambiental son los automóviles, en especial los diésel, las grandes chimeneas de la industria, la maquinaria antigua empleada en agricultura y los sistemas de calefacción de los hogares, según el estudio “Calidad del Aire en Europa 2013”.

España no es una excepción, sino todo lo contrario, ya que se estima que la mitad de la población, unos 24 millones de personas, están expuestos a niveles superiores a los recomendados en ozono atmosférico y nitrógeno. Además, la EEA sitúa a España en el sexto lugar en el ranking de emisores de este tipo de contaminantes.

Tal y como expresa el informe en el periodo comprendido entre 2009 y 2011 el 96% de la población urbana residente en el viejo continente estuvo expuesta a niveles muy por encima de los recomendados por la OMS de partículas finas de PM2.5, unas pequeñas partículas sólidas o líquidas de polvo, cenizas, hollín, partículas metálicas, cemento o polen, dispersas en la atmósfera, y cuyo diámetro es menor que 10 µm.
Pero esto no es todo, en el mismo periodo el 98% de los mismos respiraron también por encima de las recomendaciones de la OMS concentraciones de ozono.
Los riesgos de respirar tales concentraciones tienen que ver con la aparición de problemas respiratorios y enfermedades cardiovasculares. De hecho, desde la EEA se advierte que algunos estudios científicos recientes han demostrado que, incluso en concentraciones por debajo de las marcadas, ya se pueden empezar a sufrir estas patologías.

No obstante, no todos los datos son malos, pues dentro del mismo informe se encuentran datos positivos como la reducción de las emisiones de dióxido de azufre sobretodo en el sector industrial en el transporte y otros medios de producción energética, así como la reducción del uso de gasolina con plomo, reduciendo la exposición a este compuesto que, como se ha demostrado afecta gravemente al desarrollo neuronal.

Tal y como aseguró el director de la EEA Hans Bruyninckx, Europa debe mostrarse ambiciosa en la reducción de las emisiones de estos gases para resultar una sociedad sostenible, la forma de hacerlo sería a través del endurecimiento de las leyes para que se cumpliesen los acuerdos. En su opinión, los gobiernos de la UE están en la obligación de actuar para proteger tanto a la salud humana como a los ecosistemas, que sostienen el equilibrio natural del planeta.

Tras hacerse públicos todos estos datos, los grupos ecologistas no han tardado en mostrar su descontento por medio de la confederación de ecologistas española “Ecologistas en Acción” que pidió a España que se actúe con inmediatez endureciendo las exigencias de la directiva de techos de emisión que, como recordó, “España incumple”.

Imagen: Roke en Wikimedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...