Dudas sobre el agua de la ría de Villaviciosa

La Coordinadora Ecolóxica d’Asturies denuncia un nuevo vertido en la ría de Villaviciosa, cerrada al marisqueo desde 2011, y el Gobierno asturiano dice que la calidad del agua mejora.

Parece imposible que ecologistas y administraciones se pongan de acuerdo en cualquier cosa, y el estado de las aguas de la ría de Villaviciosa no es ninguna excepción. Mientras la Coordinadora Ecoloxica d’Asturies denunciaba un nuevo vertido ante la Confederación Hidrográfica del Norte y el Gobierno asturiano, este, a través de su Consejera de Medio Ambiente, defendía la mejora de unas aguas que llevan más de dos años cerradas al marisqueo por la fuerte presencia de contaminantes microbiológicos como el Escherichia coli o los Enterococos intestinales.

Desde la Coordinadora Ecoloxista denuncian que la ría sufre continuamente vertidos de aguas residuales procedentes de diferentes ciudades e industrias ante la pasividad de unas administraciones que no hacen más que culparse unas a otras. La ría de Villaviciosa está declarada Lugar de Interés Cultural, Zona de Protección de las Aves y forma parte de la Lista RAMSAR, en la que aparecen los humedales de importancia internacional por los valores medioambientales que tienen.

La Coordinadora Ecoloxista pide al Gobierno del Principado que investigue este vertido y actúe para evitar nuevos. Mientras, en la Junta General asturiana, Foro Asturias solicitaba al Gobierno autonómico un plan integral que acabase con todos los vertidos a la ría. Belén Fernández, consejera de Medio Ambiente, afirma que los análisis realizados en el agua de la ría revelan una mejora, y que los moluscos que viven en ella también presentan una menor concentración de contaminación microbiológica.

Fernández añadió que desde el 2 de diciembre se han realizado cinco estudios en la ría de Villaviciosa, según los cuales las almejas y las navajas ya se podrían comercializar. Sin embargo, la responsable del Medio Ambiente asturiano hizo un llamamiento a la prudencia antes de volver a explotar estos mariscos hasta tener más garantías sobre la presencia de contaminantes en ellos. Estos se han reducido gracias a la reparación de los vertidos municipales, aunque los ecologistas denuncian que no se ha hecho nada con los industriales.

El Gobierno tiene en marcha un proyecto con una inversión de 8’9 millones de euros para sanear el margen derecho la ría, a los que hay que sumar la partida de 4 millones que se destinarán este año para mejorar la calidad del agua de la ría. Para el margen izquierdo también está previsto otro proyecto, presupuestado en 8’8 millones de euros, que el Gobierno central tiene comprometidos pero que todavía no se han puesto en marcha. Como siempre, mariscadores y empresas de ocio son los que salen perdiendo en una situación que se alarga desde noviembre de 2011.

Fuentes: ECOticias, EFEverde

Foto: Sitomon

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...