¿Dónde está la tranquilidad de las playas?

Tenemos que concienciarnos del daño que estamos haciendo a nuestras costas y de esta manera podremos volver a disfrutar del sol y de su principal atractivo. No sólo nosotros, sino todos los turistas que cada año buscan la tranquilidad en el litoral español.

España se caracteriza por ser uno de los destinos preferidos de los turistas extranjeros, sobre todo de Europa. En verano recibimos a miles de alemanes, ingleses… que vienen a disfrutar de nuestras costas y de nuestro clima. Nuestro país tiene muchas opciones culturales para visitar, pero lo preferido por nuestros visitantes es el sol.

Benidorm, una de las playas más masificada.

Benidorm, una de las playas más masificada.

¿Cuál es la mejor manera de disfrutar del sol? La playa. Nuestro país está rodeado de mar por casi todos los lados. Además gran parte de nuestro litoral disfruta de un privilegiado mar, el Mediterráneo. No sólo de sus aguas sino también de su clima. Altas temperaturas en verano y suaves en invierno, atractivo principal para pasar las vacaciones.

La playa es sinónimo de relax, de paz, de tranquilidad… todo ello importantísimo para descansar del estrés de la ciudad. Pero todo esto está cada vez más en peligro gracias a la transformación que estamos haciendo en las playas.

Últimamente las personas que buscaban pasar unas vacaciones rodeados de naturaleza han cambiado de opinión. Y no porque no quieran estar rodeados de ella, sino porque la naturaleza ha desaparecido. Playas llenísimas de gente, ruidos, calles sucias, atascos… ¿qué las diferencia de las ciudades? Si queremos huir de todo eso, las playas no son una buena opción.

Hemos llenado las zonas costeras de edificios, las hemos explotado para aprovecharnos de sus grandes ofertas turísticas y ahora, existen muchas más opciones de disfrutar de la tranquilidad. Las personas huyen del modelo de turismo «sol y playa» porque poco se diferencian de las grandes ciudades.

Nuestras costas han perdido todo su atractivo. Pero podemos parar este futuro tan negro. Aún no se han perdido todas las esperanzas. Muchos tramos de nuestro litoral ofrecen opciones de turismo que no degrada a los ecosistemas costeros. Esta de moda el turismo local y respetuoso con la naturaleza.

Por ejemplo en Ibiza, al contrario de lo que muchos creen y alejado de la imagen de fiesta que proyecta, podemos encontrar el agroturismo, un tipo de alojamiento respetuoso con el entorno. También en el norte de la península los turistas aprovechan su clima para disfrutar de las olas y practicar surf sin dañar las costas.

Hay miles de opciones para disfrutar del litoral español sin sobrecargarlo. Reorientar la construcción hacia la rehabilitación de viviendas incorporando prácticas y técnicas sostenibles. Con una buena concienciación y una buena práctica, la carga ambiental sobre el litoral podría reducirse en un 80%, según los cálculos de Greenpeace. Entre todos podemos.

Foto / Steve J O’Brien

Información / PILAR MARCOS

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...