Dinamarca abandonará el carbón

Dinamarca abandonará progresivamente el uso del carbón para dejar de utilizarlo entre 2025 y 2030. Las energías renovables ocuparán su lugar, reduciendo la dependencia energética del extranjero.

¿Puede un país renunciar al carbón a favor de las energías renovables? En Dinamarca la respuesta a esta pregunta parece ser un si rotundo, ya que el país escandinavo ha anunciado que abandonará el uso de los combustibles fósiles a favor de las energías renovables. No en vano, Dinamarca es el país líder en la generación de energía eólica, la mayoría de ella producida en las instalaciones que tiene en alta mar; y con esta medida quiere contribuir a la lucha contra el calentamiento global reduciendo sus emisiones contaminantes.

El abandono del carbón se hará de forma progresiva, y según el ministro de Medio Ambiente danés, Rasmus Helveg, pasarán 10 años hasta que el carbón deje de utilizarse en el país. Así, entre 2025 y 2030 el uso del carbón pasará a ser historia en Dinamarca, que abandonará su dependencia energética de otros países. Cada año importa unas 6 toneladas de carbón del extranjero, la mayoría de Rusia, por lo que la relación energética entre Copenhague y Moscú se reduciría considerablemente.

Helveg señaló al Quinto Informe de Evaluación del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) como el estímulo que le hizo adelantar el abandono de los combustibles fósiles. En 2011, la comisión de Medio Ambiente de Dinamarca señaló que 2050 era el año límite para que el país escandinavo dejase de utilizar este tipo de combustibles, para lo que necesitaría una inversión de 2.355 millones de euros, el equivalente al 0’5% del PIB danés.

La importante inversión que deberá realizar el gobierno danés no parace ser un obstáculo para el responsable de Medio Ambiente, ya que Helveg recuerda que cuanto más se aplace el cambio de modelo energético «más caro y difícil» será. El cambio de modelo «no debe limitar el crecimiento económico», añadió Helveg. En 2012, Dinamarca había reducido en un 25% sus emisiones en comparación con las de 1990; y para 2020 todo parece indicar que el descenso será del 40% -el objetivo europeo para 2030-.

Organizaciones ecologistas como WWF señalan al país escandinavo como el mejor ejemplo a seguir en políticas medioambientales y contra el cambio climático, y desde Greenpeace animan al resto de países a tomar medidas similares. Pero no todo son alabanzas a la propuesta. Desde la Asociación Danesa del Energía, las principales energéticas critican el coste de la eliminación del carbón y los problemas de abastecimiento que puede haber los días en que no sople el viento.

Vía: evwind

Foto: Comrade Foot

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...