Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer

El 25 de noviembre se celebra el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, con el objetivo de plantar cara a un grave problema en todo el mundo.

Si el pasado miércoles hablábamos del Día Internacional del Niño, hoy lo hacemos de una reivindicación no menos importante, el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, una lacra social que como define la ONU, impulsora de la iniciativa, se ha convertido en uno de los “grandes dramas de nuestro tiempo”.

La elección del 25 de noviembre para luchar contra el problema no es casualidad, ya que hoy hace 53 años del asesinato de las hermanas Mirabal, tres activistas políticas dominicanas, ordenado por el General Trujillo.

Naciones Unidas recuerda que la violencia contra mujeres y niñas se puede evitar, para lo que es indispensable la prevención. Este problema supone una violación de los derechos humanos, y es una de las consecuencias de la discriminación que sufren las mujeres en leyes o en el día a día, y de las desigualdades por razón de género.

La violencia contra la mujer no es un problema local ya que el 70% de mujeres del mundo la sufren alguna vez en su vida, lo que en algunas zonas del planeta supone problemas en la lucha contra el SIDA, la erradicación de la pobreza o el mantenimiento de la paz y la seguridad. Así, la violencia contra las mujeres representa grandes dificultades para su desarrollo.

Entre los ejemplos más recientes encontramos las violaciones de mujeres en la India, impunes en muchos casos, el intento de asesinato de Malala en Pakistán por reivindicar el derecho de las niñas a estudiar o las 43 mujeres muertas a mano de sus parejas o exparejas en España en lo que va de año.

Mención a parte merece la trata de blancas, que según la ONU afecta a entre 500.000 y 2 millones de personas al año, ocho de cada 10 de ellas mujeres o niñas obligadas a prostituirse o a realizar trabajos forzados, en esclavitud o servidumbre. También la ablación o mutilación genital es una práctica muy extendida, que afecta a 130 millones de niñas y mujeres africanas y de algunos países de Oriente Medio.

Pero como indica la ONU, la prevención ya desde las escuelas es esencial para acabar con este problema, ya que muchas veces la violencia contra las mujeres comienza en edades tempranas, “cimentada en normas profundamente arraigadas socialmente”. Otra de las reclamaciones de la ONU es que cada país elimine las discriminaciones de género de su sistema judicial penal en la investigación, persecución o sentencias y que colaboren protegiendo a víctimas y testigos.

En España, el teléfono contra el maltrato es el 016, que es gratis, no aparece en las facturas y presta atención las 24 horas del día.

Fuente: Naciones Unidas

Foto: kennyrivas

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...