Cubos para reciclar cápsulas de café

La comarca del Vallés Occidental (Barcelona) y Nestlé han firmado un acuerdo para instalar contenedores en los que reciclar cápsulas usadas de café o infusiones.

Todo avance o invento suele venir acompañado de la generación de nuevos residuos, y las cápsulas de café no son ninguna excepción. El boom hace unos años de las cafeteras con cápsulas de café despertó una duda: ¿cómo reciclar las cápsulas? Algunas compañías que las comercializan tienen sus programas de recogida de cápsulas, aunque no todas lo hacen; otra opción es utilizarlas para hacer manualidades. Ahora, los vecinos del Vallés Occidental, en Barcelona, también tienen la opción de depositarlas en contenedores específicos.

Esta posibilidad llega después de que el Consorci per a la Gestió de Residus de esta comarca barcelonesa y Nestlé, que comercia dos de las marcas más populares -Nespresso y Nescafé Dolce Gusto- hayan firmado un acuerdo para la colocación de 46 contenedores. Desde este mismo mes de septiembre, los vecinos del Vallés Oriental ya pueden llevar las cápsulas utilizadas de café o de infusiones a los centros de recogida municipales de su localidad.

Según el acuerdo entre el Consorci y Nestlé se han instalado 36 contenedores en 17 centros de recogida municipales, repartidos entre Castellar del Vallès, Matadepera, Palau-solità i Plegamans, Polinyà, Rellinars, Rubí, Sabadell, Sant Llorenç Savall, Sant Quirze del Vallès, Santa Perpètua de Mogoda, Sentmenat, Terrassa, Vacarisses y Viladecavalls.

En todos los casos, los contenedores cuentan con una capacidad de 120 litros. Cada punto tiene dos contenedores, uno en el que se pueden depositar las cápsulas de aluminio y el otro para las que son de plástico. Aunque el Consorci ha llegado al acuerdo con Nestlé, en los contenedores se pueden reciclar cápsulas de cualquier marca. Además, en Rubí, Sabadell y Terrassa hay cinco centros de recogida móviles; y en el propio Consorci hay otros dos contenedores.

CIPO, una empresa de inserción laboral, se encargará de llevar las cápsulas a los puntos de acumulación. Entonces, Nestlé se ocupará de mandarlas a las plantas de reciclaje, donde se tratarám. Los restos de café se destinarán al uso agrícola, mientras que se están buscando nuevos usos para el plástico, según Carles Monsó, responsable de reciclaje de Nescafé Dolce Gusto.

Las cápsulas de café son un producto difícil de reciclar, ya que no existe un contenedor específico para ellas. No se pueden depositar en el contenedor amarillo, ya que contienen aluminio y plástico, por lo que iniciativas como la del Consorci per a la Gestió de Residus del Vallés Oriental ayudan a solucionar el problema. Ahora solo falta que los vecinos reciclen las cápsulas y que la idea pueda extenderse a otras ciudades.

Fuente: La Vanguardia

Foto: Joe Shlabotnik

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...