Críticas al nuevo caudal de agua para l’Alabufera

Ecologistas y regantes consideran insuficiente el caudal de agua que llegará a l’Albufera según el nuevo Plan Hidrológico del Júcar, que incluye un segundo trasvase al Vinalopó.

Regantes y asociaciones ecologistas se han puesto de acuerdo a la hora de rechazar los nuevos caudales de agua que el Plan Hidrográfico del Júcar reserva para l’Albufera, el espacio húmedo más importante de toda la Comunidad Valenciana. Tanto regantes como ecologistas afirman que el nuevo Plan Hidrográfico pone en peligro la recuperación efectiva de l’Albufera por la cantidad y calidad de agua asignada al lago, y critican que en última instancia dependen del tratamiento final del regadío tradicional en el Júcar y del trasvase Júcar-Vinalopó.

Según el diario ‘Levante’, el nuevo Plan Hidrológico del Júcar ya está redactado, y a lo largo de esta semana el Gobierno entregará a las partes afectadas el borrador de un Plan que podría aprobarse definitivamente este mismo mes de marzo. Desde la asociación Acció Ecologista Agró denuncian que el nuevo Plan Hidrológico no reconoce oficialmente algunos humedales y considera insuficiente el caudal de agua que llegará a l’Albufera, opinión compartida por otras asociaciones como Xúquer Viu o la fundación Nueva Cultura del Agua.

La idea de trasvasar más agua del Júcar al Vinalopó tampoco ha caído nada bien entre ecologistas o regantes. El presidente de la Comunitat de Regants de Sueca y portavoz de la Unidad Sindical de Usuarios del Júcar, José Pascual Fortea, es quien definía el rechazo a la medida más gráficamente: «somos solidarios pero no tontos», y añadía que los regantes no permitirán que las aguas del Júcar acaben en el Vinalopó.

Fortea hizo estas declaraciones en la Suelta del Agua, un acto simbólico donde se abren las compuertas para la temporada de riego que contó con la presencia de una sola representante del PP, Maria Àngels Ureña, presidenta de la Confederación Hidrográfica del Júcar. Ureña aseguró que el nuevo Plan Hidrográfico incluya muchas de las alegaciones de los regantes y las asociaciones ecologistas, aunque avisaba que «no iba a contentar a todos».

Ureña insistió en que en el nuevo plan se mantiene «el mismo tratamiento» para el trasvase Júcar-Vinalopó que en el de 1998. Por su parte, Fortea criticó la política hídrica de los gobiernos valenciano y español, recordó que los ciudadanos de Valencia o Sagunto ya toman agua del Júcar gracias al trasvase Júcar-Turia y añadió que el suministro de agua a Alicante está asegurado gracias a la primera toma del trasvase. El presidente de los regantes aseguró que una segunda toma supondrá una ruptura del consenso que ya es escenificó cuando los regantes no invitaron a ningún representante del gobierno autonómico a la Suelta del Agua.

Foto: neusbordas

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...