Contaminantes Orgánicos Persistentes

Los Contaminantes Orgánicos Persistentes, COP, son una de las sustancias químicas más peligrosas y dañinas que existen, tanto para el medio ambiente como para la salud de todas las personas. Conozcamos un poco más de la situación de estos contaminantes y sus peligros mundiales.

Contaminantes Orgánicos Persistentes

Contaminantes Orgánicos Persistentes

Los Contaminantes Orgánicos Persistentes, COP, son una de las sustancias químicas más peligrosas y dañinas que existen, tanto para el medio ambiente como para la salud de todas las personas. Este tipo de contaminantes se conoce internacionalmente con sus siglas en ingles, POPs, Persistent Organic Pollutants, y son una gran amenaza.

A pesar de algunas regulaciones y convenios internacionales donde se prohíben algunos COPs, los países con menos recursos, especialmente algunas zonas de dichos países, sufren graves consecuencias por el uso indebido de estos contaminantes.

Y entre los Contaminantes Orgánicos Persistentes más conocidos y utilizados, amén de las prohibiciones existentes, encontramos los siguientes: el D.D.T., los PCB (bifenilos policlorados), Aldrina, Emdrina, Clorano, Heptacloro, entre otros más. El empleo de ellos genera muchos perjuicios que se pueden evitar. A continuación os invito a ver el porqué los COPs son tan perjudiciales.


Entre las principales consecuencias negativas del uso de los COPs, están las siguientes:

  • Tienen una alta permanencia en el medio ambiente. Esto quiere decir que los COPs son muy resistentes y permanecen en la naturaleza por mucho tiempo, provocando consecuencias nocivas en los ecosistemas y seres vivos. Son resistentes a la degradación.
  • Los COPs son bioacumulables. Estos se incorporan en los tejidos de los seres vivos y pueden incrementar su concentración por medio de la cadena trófica.
  • Los COPs son sumamente tóxicos, reflejando esta toxicidad en graves efectos para el medio ambiente y la salud de las personas. Estos Contaminantes pueden generar cáncer, problemas en la capacidad reproductiva de varias especies, retardo en el desarrollo intelectual de pequeños, un débil sistema inmunológico, entre algunas consecuencias más.
  • Cuentan con un potencial para transportarse a larga distancia, estando presente en lugares donde nunca se han producido o empleado.

Como podemos ver, los Contaminantes Orgánicos Persistentes son una gran amenaza mundial. Uno de los mayores convenios para poner un freno a estos peligrosos COPs es el Convenio de Estocolmo, el cual establece la eliminación de estos contaminantes, y cuando esto no sea posible establece la reducción de las emisiones y descargas de los mismos.

Este Convenio de Estocolmo, firmado el 22 y 23 de Mayo de 2001, entró en vigor el 17 de Mayo de 2004 para más de 120 países, entre los cuales los estados miembros de la UE están presentes. En dicho convenio se pretende medidas internacionales para, como dijimos, eliminar o reducir el uso de 12 COPs, los cuales fueron divididos de la siguiente manera:

  • Pesticidas: Aldrina, clordano, DDT, dieldrina, endrina, heptacloro, mirex, y toxafeno. Se pretende la eliminación de éstos.
  • Productos químicos industriales: Hexaclorobenceno (HCB) y bifenilos ploriclorados (PCB). Se pretende la eliminación de éstos.
  • COPs producidos de forma no intencional: Dioxinas y furanos. Se pretende la reducción de éstos.

Actualmente, aún siguen utilizándose estos contaminantes, y entre todos debemos exigir el respeto de las normas internacionales para un mejor medio ambiente y salud de todos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...