Consejos para ir a por setas y proteger el bosque

Reducir, reciclar y reutilizar son tres de las cosas que podemos enseñarles a los más pequeños con las que aprenderán a cuidar el medio ambiente.

Hace semanas que la temporada de setas empezó. Cada semana vemos a cientos de personas en los bosques intentando llenar sus cestos de setas, una actividad muy sana y gratificante para los aficionados, pero que implica saber convivir con la naturaleza. Por eso, os vamos a dar una serie de consejos para proteger el bosque mientras buscamos setas:

  • Iremos en coche a la montaña, pero solo circularemos por los caminos y pistas forestales, nunca por fuera. Si se acaba el camino, aparcamos a un lado y paseamos hasta el punto donde empezaremos a buscar.
  • Las setas que cojamos las transportaremos en una cesta de mimbre, nunca en bolsas de plásticos. Solo así conseguiremos que las esporas se queden en el bosque.
  • Siempre buscaremos con la vista, jamás utilizaremos rastrillos, palos o elementos similares que pueden dañar el bosque.
  • Solo hay que coger las setas que conozcamos y nos vayamos a comer. Si no conocemos una especie la dejamos, nunca la cogeremos, pisaremos o destrozaremos aunque sea venenosa. Así podrán cumplir con su ciclo biológico y conservaremos la biodiversidad del monte.
  • Para cogerlas, utilizaremos un cuchillo o una navaja y las cortaremos por el pie. Nunca las arrancaremos, ya que si lo hacemos destruiremos su parte subterránea, el micelio.
  • Si por error recolectamos una seta que no conocemos, la volveremos a dejar en el bosque con el sombrero hacia abajo, para que suelte las esporas.
  • No hay que coger los ejemplares más pequeños. Primero, porque todavía no ha crecido, y segundo -pero no por eso menos importante- porque al no estar desarrollada podemos confundirla con una seta venenosa que sea similar. Es fácil que alrededor encontremos setas de la misma clase más grandes.
  • Una vez cortadas, las limpiaremos sobre el terreno. Si resulta que está agusanada o cortamos una parte porque no está en buen estado, siempre es mejor dejar los restos en suelo o medio enterrados en el bosque que tirarlos en la basura en casa.
  • Depositaremos en una bolsa todos los desperdicios o restos de comida y bebidas (botellas, envoltorios del bocata, etc.), nunca los tiraremos al suelo. Tampoco encenderemos fuego fuera de los merenderos y zonas habilitadas para ello.
  • Finalmente, hay que difundir estas buenas prácticas entre nuestros acompañantes, especialmente si vamos con niños, ya que así les transmitiremos la importancia que tiene conservar los recursos naturales como los bosques.

Solo siguiendo estos consejos lograremos acabar con las malas prácticas que a veces dejan un panorama desolador en el bosque, con setas arrancadas o destrozadas, el suelo removido y lleno de agujeros o los desagradables restos de basura por el camino.

Foto: Jacinta Lluch Valero

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...