Consejos para ahorrar agua

Para reducir nuestra factura del agua podemos tomar medidas fáciles de aplicar que afectan ámbitos como los electrodomésticos, los grifos o el inodoro.

Ahorrar agua debería ser algo que todos tenemos interiorizado, pero todavía hay caso en los que esto no es así. Existe una larga lista de argumentos medioambientales para hacerlo, como que el agua es un recurso limitado e imprescindible para la vida, o que la proporción entre agua dulce y salada es abismalmente superior para esta última. Además, ahorrar agua repercutirá positivamente en nuestro bolsillo, ya que cada vez está más cara. Por todo ello, hoy vamos a ver algunos consejos para ahorrar agua, la mayoría de ellos bastante simples y fáciles de aplicar en casa.

Para empezar, tenemos el inodoro, que ni es una papelera ni un cenicero, por lo que hay que evitar utilizarlos como tal. Una cisterna con doble pulsador reduce a la mitad nuestro consumo, porque solo con un botón se vacía del todo, mientras que el otro solo descarga una parte. También podemos ahorrar agua en la ducha, optando por una ducha rápida y no por un baño, que gasta muchos más litros de agua.

Los electrodomésticos también ayudan en este ahorro. Por ejemplo, el lavavajillas o la lavadora solo deben utilizarse cuando están llenos, sino estaremos malgastando agua y electricidad. Además, cuando los cambiemos, tenemos que fijarnos en que sean de clase A, los más eficientes.

También los grifos son una fuente de gasto de agua. Para empezar, hay que comprobar que no goteen -pueden llegar a suponer un gasto de 30 litros al día-. Los grifos termostáticos (los que incluyen un regulador de caudal y otro de temperatura) nos permiten ahorrar el agua que solemos dejar correr hasta que se calienta. A largo plazo amortizaremos la inversión.

Los atomizadores o aireadores son una pequeña pieza que podemos encontrar en la ferretería que introducen aire al chorro, lo que da la sensación de que sale el mismo caudal aunque este disminuye hasta el 40%. Son baratos y fáciles de instalar. En las tuberías también podemos instalar reductores de caudal, con el mismo resultado.

A la hora de regar el jardín, la opción más eficiente son los sistemas automáticos de riego por aspersión, o el riego por goteo para los árboles. Otra de las actividades en las que podemos ahorrar agua es limpiar el coche. Mejor que ir a un túnel de lavado es limpiarlo nosotros mismos, con un cubo de agua y una esponja. Además, nos saldrá más económico.

Como siempre, esperamos a que vosotros también aportéis vuestros consejos y trucos para ahorrar agua. ¿Alguna idea más?

Fuente: Blog Energía Sostenible

Foto: Burning Image

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 4,00 de 5)
4 5 2
Loading ... Loading ...