Como reciclar un campo de fútbol

La demolición de San Mamés no quiere decir que sus asientos o el material de oficina no puedan tener una segunda oportunidad. Una empresa vasca se encargará de reciclarlos.

San Mamés, uno de los estadios más míticos del fútbol español, pasó a la historia este verano. La demolición de La Catedral vino precedida de su vaciado y la distribución de sus componentes para ser reciclados. Desde los asientos rojiblancos al material de oficinas o las luces, pasando por su característico arco, casi todo el estadio del Athletic tendrá una segunda oportunidad, en lo que podemos  tomar como un referente del reciclaje, una muestra a gran escala de lo que podemos hacer cada uno en nuestras casas.

Por ejemplo, con las butacas. Los 39.750 asientos del estadio bilbaíno dan para mucho, como para entregarles unos cuantos a otros equipos de Vizcaya para que mejoren o renueven sus instalaciones y que sobren 90 toneladas. Estos asientos está hechos con acero, polipropilno y polietileno, y la empresa Indumental Recycling será la encargada de reciclarlos para que también tengan una segunda vida en un proceso industrial que tendrá dos partes, una para el acero y la otra para los plásticos.

El camino del acero será simple: la parte metálica de los asientos se destinará a las acerías vascas, de forma que regresará al circuito productivo. Más complejo será el reciclado del polietileno y el polipropileno. En el proceso se separarán los dos tipos de asientos para poder recuperar las fracciones plásticas que permitan hacer granza o troceado de plástico. Cuando el proceso finalice, el plástico reciclado podrá utilizarse para hacer aplicaciones de automoción, el mobiliario urbano o material eléctrico.

A parte de los asientos, esta empresa también se encargará de reciclar el material de oficina. Entre aparatos ofimáticos, monitores, ordenadores o lámparas de emergencia se han juntado ocho toneladas, a las que hay que añadir una tonelada más de residuos florescentes, baterías o luces LED. Por su parte, el arco, uno de los símbolos más representativos del viejo estadio, tendrá una nueva oportunidad en Lezama, la ciudad deportiva del Athletic.

El departamento de I+D+i de Indumental Recycling, una empresa de reciclaje vasca, ha desarrollado durante los últimos años ciertas innovaciones en su proceso productivo para avanzar en el reciclaje de los plásticos de los RAEE. En sus instalaciones tiene una línea de reciclaje de plásticos con los que obtiene un nuevo producto que se convierte en materia prima, y a partir de ese plástico reciclado logra un material que se puede volver a introducir en nuevos productos de consumo. Ese es el porvenir que les espera a las butacas que vieron las gestas de los Zarra, Iríbar, Goikoetxea, Julen Guerrero o Javi Martínez.

Fuente: El País

Foto: Iker Merodio

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...