Cómo deberían tratarse los residuos tras el 25-M

Los ecologistas piden que el Parlamento Europeo que salga de las urnas del 25 de mayo reduzca el uso de recursos naturales y apueste por el reciclaje y la reutilización.

Continuamos con nuestro repaso a las 14 propuestas que lanzaron las cinco principales ecologistas españolas (Greenpeace, WWF, Ecologistas en Acción, SEO/Birdlife y Amigos de la Tierra) a los partidos políticos de cara a las elecciones europeas que se celebran el próximo 25 de mayo. Ya hemos visto cómo harían frente al cambio climático, y hoy analizaremos su postura frente a un tema no menos importante: la reducción de residuos.

La primera propuesta que encontramos al respecto habla de el establecimiento de unas políticas integrales donde la reducción de residuos y el uso de recursos tengan prioridad. Para ello, el primer paso que tomen los eurodiputados que salgan en mayo de las urnas debería ser la adopción de unos indicadores que revelen el nivel exacto de consumo de recursos, a partir del cual se deberían definir unos objetivos vinculantes de reducción.

Esto supondría la modificación de diferentes directivas sobre residuos, y dejaría las puertas abiertas a la implantación o al incremento de los objetivos de la triple r: reducción, reutilización y reciclaje. En este sentido, los ecologistas apuestan por la fabricación y el uso de productos reciclables y reutilizables, energéticamente eficientes, que sirvan para pasar de una economía contaminante lineal a una ecológica circular.

Detrás de estas peticiones está la denuncia de los ecologistas sobre el reparto injusto de los recursos naturales, ya que la Unión Europea estaría consumiendo más de los que debería, lo que agrava tanto los daños al medio ambiente como la desigualdad social. La eficiencia y el respeto al medio ambiente también deberían ser premisas básicas de los productos que los socios europeos importen de países no comunitarios.

Los ecologistas también han dedicado un capítulo a los residuos químicos, para los que exigen a Bruselas un uso racional. Hablamos tanto de plaguicidas como de nano-materiales o disruptores endocrinos, productos que pueden provocar graves daños tanto al medio ambiente como a la salud humana. Por eso, los ecologistas piden a la Comisión que acelera la aplicación de un reglamento de gestión de las sustancias químicas y ordene retirar las más peligrosas por otras más seguras.

Sobre los disruptores endocrinos, piden que se revise la Estrategia Europea y se acaba cuanto antes con su presencia en artículos de consumo como cosméticos o juguetes. Respecto a los plaguicidas, la propuesta está encaminada al cese de su aplicación en el momento en que se detecten graves daños al medio ambiente, además de la eliminación definitiva de los que ya no se utilicen o comercialicen.

Foto: belmasedano

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...