¿Cómo crear un mundo más sostenible?

La clase política es la que mejor puede ayudar a proteger y mejorar el medio ambiente con políticas interiores y la aplicación de medidas ambientales.

Sostenible

No cabe la menor duda que cada vez somos más respetuosos con el medio ambiente, ya que no solo nos afecta a nosotros, sino que las generaciones futuras serán las principales afectadas de este problema. Cuando tiramos una colilla al suelo, un papel o una lata de un refresco, estamos contaminando el planeta en grandes dimensiones. Si no lo recogemos, ese papel, esa colilla o esa lata de refresco puede afectar al medio ambiente hasta miles de años. Hay que hacer algo para crear un mundo más sostenible.

Pero, ¿por donde hay que empezar? Los personajes ilustres y famosos son los que tendrían que dar ejemplo y clases de sostenibilidad, ya que ellos son la moda a seguir en muchos jóvenes. Cantantes, actores, cómicos, novelistas e incluso políticos tendrían que conservar la riqueza ambiental de nuestro planeta para que, así, los recursos naturales no desaparezcan en futuras generaciones. Nosotros solos estamos destruyendo el planeta. Nosotros, con nuestros actos, estamos cambiando el mundo.

Entre todas las clases, la clase política es la que más puede contribuir a mejorar el ecosistema de nuestro planeta. Para ello, sería necesario aplicar medidas que afectarían a todas las áreas de la gestión pública y, además, tendrían que llevarse a cabo políticas interiores. Con esto no quiere decir que se llegue al preciado acuerdo climático internacional, ya que para ello la política nacional ha de dar el primer paso.

Los tips o consejos para crear un mundo más sostenible son:

  • Crear un acuerdo global con el fin de detener el calentamiento global mediante la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.
  • Satisfacer las demandas ambientales, como la mejora de la calidad del aire, del reciclaje, de la conservación de la biodiversidad o del medio marino, entre otras. Además, se pretende incentivar una mayor inversión en energías renovables y el abandono de centrales nucleares y combustibles fósiles.
  • Evitar la polución de ríos y lagos. En este sentido, hay que dar un cambio en la política hidrográfica para preservar el entono.
Por otra parte, no estaría mal que la fiscalidad ambiental ser centrará más en la sostenibilidad, incentivando, por una parte, los productos verdes o gravando impuestos a las empresas más contaminantes, por otra parte. En este sentid, la seguridad en el campo de la alimentación también se tendría que perseguir. Lo más recomendable es hacer un control poblacional para comprobar si la agricultura ecológica cada vez es más productiva.
Además de llevar a cabo políticas relacionadas con el medio ambiente, la población, los ciudadanos, nosotros, tendríamos que conocer las leyes, la práctica y los objetivos de algunas asociaciones medioambientales. Por mucho que los políticos creen iniciativas, proyectos que ayudan a proteger y a mejorar el planeta, solo nosotros podemos actuar.

FUENTE / ecologiaverde

FOTO / Silo1985

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 3,50 de 5)
3.5 5 2
Loading ... Loading ...