Club Doñana abandona su actividad

Los miembros de Club Doñana han decidido abandonar su actividad hartos de que no se resuelvan sus denuncias y de la inactividad de las diferentes administraciones a la hora de proteger el parque.

Malas noticias para el Parque Nacional de Doñana, que acaba de ver como el Club Doñana ha anunciado el fin de su actividad en defensa del parque. De esta manera, el organismo, compuesto catedráticos, investigadores y juristas, muchos de ellos procedentes del desaparecido Patronato de Doñana, dejará de denunciar los problemas de Doñana «hartos de perder el tiempo en denuncias que no llegan a ningún sitio y no sirven para nada», en palabras de su portavoz Jesús Vozmediano.

Vozmediano, que además de portavoz del Club Doñana es abogado medioambiental, denuncia en una entrevista a EFE la «politización y el caos» de los organismos tanto nacionales como internacionales encargados de velar por la supervivencia de Doñana. Destaca que mientras la UNESCO no deja de avisar sobre el grave estado del parque, no se atreve a retirarle el título de Patrimonio de la Humanidad, lo mismo que la Unión Europea o Ramsar, que «muy preocupados pero no hacen nada».

Desde Club Doñana también apuntan a la Defensora del Pueblo, a la Consejería de Medio Ambiente andaluza y al ministerio español como culpables de la deficiente situación del parque. Vozmediano critica que «se están incumpliendo las leyes ambientales de una forma clamorosa propia de un estado africano». Pone como ejemplo el patronato que deben tener los Parques Nacionales, que Doñana perdió con la socialista Cristina Narbona al frente de Medio Ambiente o la ley que aprobó la regeneración hídirca del espacio.

Ante este panorama de violación de las leyes e inactividad por parte de muchos organismos, no es de extrañar que el Club Doñana haya decidido abandonar su actividad. Vozmediano asegura que la paralización de las denuncias se debe a que los miembros del Club «no quieren perder más tiempo sustituyendo a unas administraciones que tenían que preocuparse de verdad por este espacio», hartos también de que las denuncias que han presentado «no lleguen a ningún sitio y no sirvan de nada».

Ahora, la defensa de Doñana quedará prácticamente en exclusiva en manos de los ecologistas. Además de la sequía, Vozmediano apunta al incumplimiento de las leyes «porque se priman otros intereses frente a los medioambientales» como los grandes peligros a los que debe hacer frente Doñana. Un parque que, como dice la UNESCO, vive una situación «muy negativa» amenazado por el cambio climático, la desertización, el almacén de gas subterráneo, las talas y el caos urbanístico en su entorno o la construcción de un centro de drones.

Foto: Antonio

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...