China se afirma para mejorar la eficiencia energética

Para alimentar su enorme crecimiento económico, China ha probado todas las tecnologías posibles para cada combustible. Es el mayor productor de carbón y también su mayor consumidor y sin embargo, cuenta con más reactores nucleares en construcción que cualquier otra nación. Ahora, el presidente ha dicho que tendrá mano dura para mejorar la eficiencia energética del gran país.

Para alimentar su enorme crecimiento económico, China ha probado todas las tecnologías posibles para cada combustible. Es el mayor productor de carbón y también su mayor consumidor y sin embargo, cuenta con más reactores nucleares en construcción que cualquier otra nación. Su creciente apetito por el petróleo ha mantenido altos los precios de gasolina en todo el mundo. Por otra parte, su compromiso por las energías limpias, especialmente la eólica y la solar es tan descomunal que sus industrias jóvenes se encuentran ahora entre las más grandes del mundo.

La fotografía de Toby Smith que muestra la impureza del aire en las plantas de acero chinas

Mientras China espera el próximo presidente, el vicepresidente Xi Jinping se reúne esta semana en Whasington DC con el presidente Barack Obama. La energía solar, convocatorias de subsidios por la industria y las importaciones chinas de petróleo podrían estar muy posiblemente en la agenda.

Pero, ¿cómo será de rápido el crecimiento y el cambio de panorama energético de China?

El fotógrafo Toby Smith, de Londres, pasó dos años trabajando para obtener acceso al nuevo mundo de energético de China en un esfuerzo por capturar imágenes raramente vistas en Occidente. Trató de documentar no solo las fuentes de contaminación que oscurecen el cielo de Beijing y otras ciudades, sino también los esfuerzos por forjar un futuro energético más limpio.

Este gran horno dentro de una planta de acero del grupo Baogang en Baotou, Mongola interior, es emblemático de los problemas de emisiones de China como líder mundial en la fabricación del acero, una de las industrias más intensivas en energía. En la última década, la industria siderúrgica de China ha crecido a un ritmo vertiginoso del 17% al año.

Sin embargo, la eficiencia ha mejorado desde la década de 1990, gracias en parte a la adopción de la tecnología de recuperación de calor residual y un proceso conocido como recuperación de la parte superior de la presión de los altos hornos, lo que implica el reciclaje del combustible para producir electricidad.

El primer ministro chino, Wen Jiabao, se comprometió a utilizar una “mano dura” para impulsar mejoras en la eficiencia y forzar el cierre de pequeñas fábricas de acero ineficientes.

Se estima que la industria siderúrgica de China experimentará un crecimiento anual lento del 5 al 6 por ciento.

Fuente: National Geographic

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...