China limitará las emisiones a partir de 2016

China ha anunciado que limitará sus emisiones de gases de efecto invernadero a partir de 2016, aunque los analistas explican que es demasiado tarde y debería actuar ya.

Primero fue Europa la que anunciaba que reduciría las emisiones de dióxido de carbono en un 40% el año 2030 en comparación con las de 1990, más tarde fueron los Estados Unidos los que dieron el paso y finalmente ha sido China, el país que más gases de efecto invernadero -y por tanto responsables del cambio climático- la que ha decidido reducir sus emisiones. Eso si, de forma un tanto sui géneris, ya que China no empezará a luchar contra el cambio climático hasta 2016.

Así lo ha explicado el presidente del Comité Asesor sobre Cambio Climático del gigante asiático, He Jiankun, durante una conferencia celebrada en Pekín. Este alto asesor del gobierno chino explicó que las autoridades chinas desarrollarán un plan a cinco años en el país que empezará a funcionar en 2016, en el que se limitará la cantidad máxima de dióxido de carbono que podrá emitir el país. Sin embargo, los expertos creen que la propuesta China llega tarde y que debería empezar a reducir las emisiones ya.

Según las palabras de He Jiankun, el plan que está preparando el gobierno chino cuenta con dos mecanismos para controlar las emisiones de carbono entre 2016 y 2021. Por un lado, la intensidad de las emisiones y por el otro, el límite absoluto que se establecerá. Esta es la principal novedad, ya que China, pese a ser el principal emisor de gases de efecto invernadero mundial y haber aumentado sus emisiones en un 50% desde 2005 jamás había fijado ningún límite absoluto a las emisiones de dióxido de carbono u otros gases.

No es ningún secreto que China es uno de los países con un aire más contaminado, debido en gran parte a las emisiones de gases de efecto invernadero de una industria. El espectacular crecimiento de la economía del gigante asiático en los últimos años ha estado acompañado del deterioro del medio ambiente; aunque en los últimos meses China parece haber empezado a tomarse mínimamente en serio el tema del cambio climático. Buen ejemplo de ello es el aumento de los castigos por delitos medioambientales.

El anuncio chino llega justo después de que Obama anunciase que Estados Unidos reducirá en un 30% las emisiones de efecto invernadero, aunque se trata de un anuncio trampa. Aunque se trata de uno de los planes más ambiciosos de los Estados Unidos contra el cambio climático, no lo aprobará hasta el final de su mandato (acaba en 2016) y será su sucesor el encargado de desarrollarlo, por lo que la propuesta estadounidense llega aún más tarde que la china.

Vía: Reuters

Foto: Kakurady

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...