Castor cerrará si se encuentra relación con los terremotos

El ministro Soria ha asegurado que si los estudios internacionales demuestran la relación entre el Proyecto Castor y los terremotos cerrará el almacén de gas subterráneo.

Un nuevo informe que vincula los terremotos que sufrieron a finales de año los habitantes del sur de Tarragona y el norte de Castellón con el Proyecto Castor ha vuelto a poner en el centro de la actualidad informativa el polémico almacén de gas subterráneo frente a la costa. El estudio lo ha hecho el Instituto Geológico y Minero de España, aunque no parece ser suficiente para que el Gobierno cierre el almacén, y esperará a que nuevos informes certifiquen la relación para cerrarlo.

Así lo ha confirmado el ministro de Industria, Energía y Turismo José Manuel Soria, que prefiere esperar a conocer los resultados del estudio que están llevando a cabo expertos de la Universidad de Stanford y del MIT. El ministro confirmó que estos estudios determinarán si se reanuda o no la actividad en el almacén de gas; y si los investigadores estadounidenses encuentran la relación entre Castor y los seísmos el almacén no volverá a abrir.

Soria afirma conocer el informe del Instituto Geográfico desde el pasado mes de diciembre, justo después de que se registrasen la mayoría de seísmos; y añade que el informe remití a consultar expertos internacionales para poder “completar la visión” que el Instituto Geográfico daba. Sin embargo, el ministro dice que los expertos internacionales aún no han contestado y que han encargado al Instituto Geográfico que recauden la información a nivel internacional.

Lo que Soria no entró a valorar fue si, en caso de cierre, el Gobierno tendría que indemnizar a la constructora Escal –controlada por la empresa de Florentino Pérez ACS-, la dueña del Proyecto Castor, como se dijo cuando se conoció el caso, que podría llegar a los 1.700 millones de euros. A finales de septiembre, Escal dejó de inyectar gas en el almacén subterráneo, lo que no evitó que se sucediesen los terremotos. 10 días después el Gobierno ordenó el cese de la actividad, y Escal no pudo inyectar más gas en el almacén como tenía previsto hacer.

El almacén de gas está 21 kilómetros mar adentro frente a las costas de Vinarós, en Castellón, a una profundidad de 1.700 metros en un antiguo yacimiento petrolífero. Tras los terremotos hubo un gran rechazo social al Proyecto Castor, y una de las organizaciones que más firmemente han mostrado su rechazo al almacén, la Plataforma Ciutadana en Defensa de les Terres del Sénia, ya presentado ante el ministerio de Industria una queja por la opacidad que, dicen, rodea este caso.

Más información: La Vanguardia, El País

Foto: Red.es

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...