Biodiésel de los posos del café

Un equipo de investigadores de los Estudios Unidos lleva años estudiando la posibilidad de obtener biodiésel a partir de los posos del café, con unos resultados positivos.

Hasta ahora, la producción de biodiésel procede de aceites naturales, como el aceite de soja o de colza o grasas animales, aunque esto podría cambiar. Unos científicos estadounidenses están experimentando con los posos del café para estudiar si estos residuos se pueden convertir en carbón activado o fuentes de energía, ya sea biodiésel u otros combustibles. Al proceder de productos renovables, el biodiésel evita su vertido y reduce la contaminación del agua. Además, se puede utilizar en cualquier coche que funcione con gasoil.

Detrás de esta idea se esconden los estudiantes del Doctorado de Ingeniería Ambiental de la Universidad de Cincinnati y sus profesores, que hablaron de su estudio en la última reunión de la Sociedad de Química Americana, aunque viene de unos años atrás, concretamente de 2010. Entonces, intentaron utilizar los granos de café desechados por el Starbucks del campus, y los buenos resultados obtenidos en esa primera prueba sirvieron como motivación para continuar con la investigación.

En aquella primera prueba se obtuvieron rendimientos bastante interesantes en cuanto a la funcionalidad del combustible y a buen precio si lo comparamos con las alternativas que a día de hoy encontramos en el mercado. Ante la Sociedad de Química, los investigadores de la Universidad de Cincinnat explicaron que sus estudios se centran en extraer el aceite de los residuos y secar los granos para filtrar las impurezas en la producción de biodiésel para, finalmente, utilizarlo como biomasa.

Si la idea finalmente triunfa, podría tener un gran éxito en países como los Estados Unidos. Allí se produce más de un millón de toneladas de desechos de granos de café que acaban en los vertederos y si el método sale adelante, esa enorme cantidad de basura se podría aprovechar para generar biodiésel. Pero la cosa no acaba ahí, porque la materia prima también podría emplearse para filtrar las impurezas en la producción del combustible y para su quema directa como fuente de energía verde.

A día de hoy, la investigación busca conseguir una depuración mucho más eficiente, lo que implicaría unos estándares que harían al biodiésel mucho más competitivo en el mercado. Uno de los puntos a favor que tendría esto sería haber logrado un método de producción de biodiésel sin tener que recurrir a fuentes alimentarias, como pasa actualmente con cultivos con la soja o el maíz. Ahora solo falta desvelar si el café servirá para producir biodiésel y, todavía más importante, si este se convertirá en una alternativa real a combustibles fósiles u otros biocombustibles.

Fuente: Ecología Verde

Foto: OliBac

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...