Bélgica cierra dos reactores como Garoña y Cofrentes

Bélgica ha cerrado dos reactores similares a Garoña y Cofrentes después de encontrar fisuras en sus vasijas por un defecto de fabricación. España no ha tomado medidas con Cofrentes.

La Agencia de Seguridad Nuclear de Bélgica ha ordenado el cierre de los reactores nucleares Tihange 2 y Doel 3 después de descubrir una serie de grietas en sus vasijas debido a un fallo de fabricación. Los dos reactores cerrados en Bélgica son como los de Garoña y Cofrentes en España, ya que los cuatro los fabricó la empresa holandesa Rotterdam Droogdok Maatschappij. De hecho, el director de la Agencia Federal Nuclear Belga ha pedido el cierre de los 20 reactores que hay en el mundo fabricados por esta compañía.

Desde las autoridades nucleares belgas han informado a España de los problemas que han aparecido en el reactor Doel 3, que difícilmente podrá volver a funcionar debido a los riesgos de radiación y de provocar nuevas fisuras en las paredes de la vasija que entrañarían las obras de reparación. Las primeras hipótesis apuntan a un fallo de fabricación de la vasija, aunque no es descartable que el acero utilizado sea de mala calidad, lo que pondría en jaque a 350 de los 450 reactores que hay en el mundo.

Mientras, la Comisión Europea espera a que cada país complete sus investigaciones en cada reactor y asegura que «extraerá las lecciones» de los problemas de Doel 3. Unas lecciones que España parece no haber aprendido ya que el reactor de Cofrentes, en Valencia, sigue funcionando y no se ha tomado ninguna decisión. El Consejo de Seguridad Nuclear solo ha solicitado una revisión de la vasija de la central de Garoña en Burgos, cerrada desde hace dos años pese al interés del Gobierno en que vuelva a abrir.

Willy de Roovere, presidente de la Agencia Federal Nuclear Belga, confirmó que pese a no haber acabado todavía las inspecciones, los inspectores habían encontrado hasta 8.000 fisuras de unos dos centímetros en los tanques de la central Doel 3. Si se encuentran fisuras series, de Roovere ha asegurado que las dos centrales cerrarán «de forma permanente», y añade que si en Tihange también aparecen fisuras «todos los países deberían llevar a cabo inspecciones».

La compañía holandesa que fabricó los dos rectores belgas y los dos españoles también ha fabricado otros siete en Europa, repartidos por Alemania, Suiza y Holanda -hay dos en cada país- y Suecia, que tiene uno. Rotterdam Droogdok Maatschappij también ha sido la encargada de fabricar una decena de reactores en Estados Unidos. Tras Fukushima la energía nuclear se dejó en standby y poco a poco se ha reactivado, aunque está por ver cómo supera este obstáculo.

Vía: Cadena SER

Foto: Manel

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...