Aprobada la Ley de Glaciares en Argentina

Luego de una gran puja entre los representes políticos, Argentina puede celebrar la ley que protege a sus glaciares y al ambiente periglacial. Sin dudas, esto constituye un gran paso para cuidar y preservar este rico lugar natural que ha sido muy dañado por la actividad minera y petrolera del país. Conozcan los puntos más importantes de esta normativa en este post.

Aprobada la Ley de Glaciares en Argentina

Luego de una gran puja entre los representes políticos, Argentina puede celebrar la ley que protege a sus glaciares y al ambiente periglacial. Sin dudas, esto constituye un gran paso para cuidar y preservar este rico lugar natural que ha sido muy dañado por la actividad minera y petrolera del país.

Esta normativa era y es esencial para salvar a los glaciares de las actividades nombradas. Es necesario poner límites y frenos a las actividades realizadas por el hombre. De lo contrario, se avanza sin medir consecuencias y el medio ambiente se convierte en un gran perjudicado. De hecho ya todos sabemos cómo se han reducido los glaciares por el cambio climático, razón que incrementa los esfuerzos que se deben hacer por salvaguardarlos.

Y bajo estos esfuerzos llega la “Ley de presupuestos mínimos para la preservación de los glaciares y del ambiente periglacial”, la cual precisamente establece los presupuestos mínimos para proteger a los glaciares (que son bienes de carácter publico) y preservarlos como reservas estratégicas de recursos hídricos para el consumo humano, para la agricultura, para proteger a la biodiversidad, para proveer agua, como una fuente de información científica y hasta como un lugar turístico.

La ley también define qué se entiende por glaciar y ambiente periglacial, como también manda a crear un inventario nacional de glaciares con toda la información necesaria para su protección, control y monitoreo. Este inventario deberá actualizarse con una periodicidad no mayor a 5 años controlando, de esta forma, los cambios en la superficie de los glaciares y ambiente periglacial.

El punto más polémico de la ley fue el artículo que establece las actividades prohibidas en estas zonas. La polémica se dio por aquellos políticos que representaban a provincias argentinas cuyas economías dependen en mayor medida de las actividades mineras y petroleras. Afortunadamente, aunque con una mínima diferencia a favor, la ley siguió adelante y venció a estos grupos que anteponían otras cosas al cuidado y preservación de los glaciares.

El artículo que establece las actividades prohibidas reza lo siguiente: “En los glaciares quedan prohibidas las actividades que puedan afectar su condición natural o las funciones que enumeramos en el tercer párrafo (reservas de recursos hídricos para el consumo humano, agricultura…), las que impliquen su destrucción o traslado o interfieran en su avance, en particular las siguientes:

  • La liberación, dispersión o disposición de sustancias o elementos contaminantes, productos químicos o residuos de cualquier naturaleza o volumen. Se incluyen en dicha restricción aquellas que se desarrollen en el ambiente periglacial.
  • La construcción de obras de arquitectura o infraestructura con excepción de aquellas necesarias para la investigación científica y las prevenciones de riesgos.
  • La exploración y explotación minera e hidrocarburífera. Se incluyen en dicha restricción aquellas que se desarrollen en el ambiente periglacial.
  • La instalación de industrias o desarrollo de obras o actividades industriales.”

Así mismo, las actividades que no estén prohibidas y se realicen en estos lugares estarán sujetas a procedimientos de evaluación a fin de asegurar de que éstas no ocasionan daños a la zona.

Quienes incumplan la Ley de Glaciares y las reglamentaciones que se dicten a partir de ella deberán atenerse a las siguientes consecuencias: Apercibimiento y/o multa de cien a cien mil sueldos básicos de la categoría inicial de la administración pública nacional. Vale mencionar que estas penas son las mínimas ya que las distintas jurisdicciones pueden establecer penas superiores. Esperemos que estas jurisdicciones aumenten dichas penas para asegurar que nadie pueda ni pensar en saltar esta ley que es un importante avance para el medioambiente.

Fuente: Greenpeace

Foto: Glaciares por Jetske 19 en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...