Amazonas: la deforestación aumentó en junio

Sobre la base de datos satelitales, el Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE) informó el martes que la deforestación del Amazonas en Brasil aumentó un 17% durante el mes de junio, cerca de 313 kilómetros cuadrados de bosque devastados.

Unos 313 kilómetros cuadrados de selva amazónica fueron destruidos en el mes de junio en Brasil, un aumento del 17% respecto a mayo, dijo el martes el Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE), basado en datos recogidos por satélite. A pesar de los grandes esfuerzos realizados, las autoridades están luchando cada vez más en contra la deforestación, porque ya en abril se había registrado un fuerte aumento de zonas deforestadas.

Aproximadamente 477 kilómetros cuadrados habían desaparecido entonces, casi 406 km2 en el estado brasileño de Mato Grosso en el centro-oeste de la región, según informes a los que hemos tenido acceso en zona catastrófica. Frente a tal agravación, la ministra brasileña de Medio Ambiente, Izabella Teixeira, anunció la creación de un gabinete de crisis contra la deforestación. Una medida que permitió una disminución de 268 km2 de deforestación para el mes de mayo. Sin embargo, esta disminución ha contado con un carácter demasiado temporal, de acuerdo con los datos del INPE.

Las cifras que maneja el instituto se han calculado a partir de Deter, un sistema de satélites, que controla en tiempo real las áreas de más de 25 hectáreas, pero sólo proporciona resultados preliminares. Según Deter, la deforestación en la Amazonia se han incrementado en un 34% durante los últimos once meses, en comparación con 2010. Una noticia inquietante, mientras que Brasil se comprometió a reducir la destrucción de la selva amazónica en un 80% para el año 2020, en la cumbre climática de la ONU celebrada en Copenhague en 2009.

Vista aérea de la selva amazónica, en las afueras de Manau, la capital y ciudad más grande de la Amazonía (Foto: Flickr - Neil Forman - CIFOR)

Una expedición a las poblaciones locales

Ahora salvar la selva amazónica se ha convertido en crucial, ya que este proyecto es uno de los más rápidos y eficaces en la lucha contra el cambio climático, según los científicos. Con este fin, un equipo de seis científicos de la Universidad de Copenhague se han desplazado durante dos meses para informar a la población local, según informa el Huffington Post. Asociados con el Center for International Forestry Research, los investigadores ofrecerán a las comunidades formación sobre cómo usar y proteger el bosque.

En todo el mundo, los bosques son el hogar de casi 240 millones de personas que viven muy a menudo bajo el umbral de la pobreza. Kim Riyong Bakkegaard quien dirigió el equipo de investigación, explica: «La idea es que tenemos que mantener el bosque intacto para evitar la deforestación, que emite dióxido de carbono a la atmósfera evitar la deforestación. Así estamos ayudando a frenar el cambio climático«. Pero además de la causa ambiental, el proyecto también podría, según los científicos, realizar aportaciones para reducir la pobreza en las zonas que albergan estos bosques.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...