Alerta por la erupción del volcán San Cristóbal

El volcán San Cristóbal tiene 1.475 metros de altura y desde el sábado pasado, luego de arrojar una gran columna de gases, humo y cenizas, mantiene en estado de alerta a toda la región. Especialistas estudian el azufre expulsado por el volcán, con el fin de determinar el tipo de erupción que podría producir el mismo.

Volcan San Cristobal

El volcán San Cristóbal es uno de los cinco volcanes existentes en Nicaragua e, incluso, es el más alto del país. Tiene 1.475 metros de altura y desde el sábado pasado, luego de arrojar una gran columna de gases y cenizas, mantiene en estado de alerta a toda la región.

La columna de gases, humo y ceniza arrojada por el volcán alcanzó una altura aproximada de 5.000 metros, lo que provocó que el Gobierno decrete alerta amarilla ordenando la evacuación de más de 400 familias que habitan las faldas del volcán. Según manifestó Rosario Murillo, primera dama y vocera del Gobierno de Daniel Ortega, “es un indicador serio de la posibilidad de una erupción volcánica”.

La inmensa cantidad de ceniza arrojada por el volcán San Cristóbal afectó de forma directa a cinco poblaciones aledañas, al puesto fronterizo de El Guassaule (entrada y salida desde Honduras) y al trafico de la zona, aunque es de destacar que no se registraron daños materiales ni muertes de personas. No obstante, el programa de evacuación está encaminado.

Sobre esto último, es decir sobre la evacuación de las personas que habitan próxima al volcán, debemos mencionar que parece que las condiciones metereológicas no contribuyen mucho con la tarea. Las intensas lluvias caídas en Nicaragua en las últimas horas podrían afectar las tareas propias de la evacuación.

Respecto al por qué se registró la explosión en el volcán, si bien no hay una postura única, las autoridades nacionales mantienen la alerta sobre el sismo de 7,6 grados que se produjo en la zona norte de Costa Rica, próxima de la frontera con Nicaragua, tres días antes de la explosión del San Cristóbal.

Por su parte, Javier Mejía, director del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, informó que especialistas en el tema estaban realizando constantes mediciones del azufre expulsado por el volcán, con el fin de determinar el tipo de erupción que podría producir el mismo.

Testimonio

Estamos aterrorizados. Mi casa se llenó de arena y cenizas. Estamos buscando como irnos a donde unos familiares que viven un poco más alejados del cerro”, estas son las palabras de Faustina Margarita Rosales, habitante de la comunidad de La Joya.

Vía | El País

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 1,00 de 5)
1 5 1
Loading ... Loading ...