Alarma y advertencia por una gran tormenta solar

Las tormentas solares son tormentas muy peligrosas que pueden atentar y provocar graves daños en la Tierra. Estos fenómenos del rey astro se producen por la misma actividad del sol y, cuando se dirigen hacia a nosotros, existen varios riesgos a considerar, donde los sistemas de comunicación, los sistemas energéticos y las tecnologías se desmoronarían muy fácilmente, acarreando muchas y graves consecuencias. Esto sucede porque las sociedades actuales se erigen en estos sistemas. Os invito a conocer más sobre estos fenómenos solares y sobre lo que dice la NASA al respecto.

Alarma y advertencia por una gran tormenta solar

Las tormentas solares son tormentas muy peligrosas que pueden atentar y provocar graves daños en la Tierra. Estos fenómenos del rey astro se producen por la misma actividad del sol y, cuando se dirigen hacia a nosotros, existen varios riesgos a considerar.

En los últimos años no ha existido una gran tormenta solar pero como afirma Richard Fisher, jefe de la División Heliofísica de la NASA, “el sol esta despertando de un profundo sueño y en los próximos años esperamos ver niveles mucho más altos de actividad solar.” Y si no existe una verdadera información y medidas para prevenir el impacto de dicha tormenta solar, los efectos en la Tierra pueden llegar a ser devastadores.

Incluso se afirma que estamos entrando en una era donde el clima espacial podría llegar a influir en nosotros tal como lo hace el clima terrestre común. Y en caso de que esto suceda, deberá existir una nueva forma de protección y preparación por partes de todos nosotros, con el fin de responder de mejor manera a estos fenómenos metereologicos. El tema es que los efectos que se pronostican para las tormentas solares son devastadores.


Expertos de la NASA han advertido sobre el peligro que encierra un acontecimiento como este, aún cuando sucede a más de 150 millones de km de distancia sobre la superficie del sol. Para que puedan darse una idea de este peligro, los especialistas estiman que un fenómeno de este tipo podría provocar daños económicos veinte veces más fuertes que el huracán Katrina, siendo testigos de un desastre sin precedentes.

Y es que las tormentas solares atentarían contra los sistemas energéticos, sistemas de comunicación y contra la tecnología, todos aspectos fundamentales de las sociedades de estos tiempos.

De todos modos, la NASA confía en que parte del daño que se pueda provocar por estas tormentas solares sean minimizados si se alcanza a conocer con una mayor exactitud cuándo un fenómeno de este tipo tendrá lugar o si se toman acciones tendientes a proteger a los satélites.

En este sentido, la agencia espacial trabaja para conocer esta información y prever las medidas a tomar antes de estos sucesos. Un ejemplo de ello es por intermedio del Observatorio de Dinámica Solar, el cual es capaz de fotografiar las regiones solares activas con una excelente resolución. También se están desarrollando encuentros entre investigadores, legisladores y políticos de Estados Unidos con el objetivo de encontrar la mejor protección para las infraestructuras que son criticas.

Como podemos deducir, no solo estamos siendo testigos de grandes catástrofes naturales sino que también podemos llegar a ser testigos de tormentas solares, las cuales podrían causar grandes y graves problemas.

Fuente: ABC

Foto: Tormenta solar por NASA goddard en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...