60 millones de euros de seguro para las prospecciones en Canarias

Repsol contratará un seguro civil de 40 millones de euros, que se añaden a los 20 millones de garantía financiera para riesgos ambientales en las prospecciones en Canarias.

Poco a poco vamos conociendo más detalles sobre las prospecciones petrolíferas que Repsol hará en Canarias, una vez el Gobierno le dio el visto bueno el pasado 30 de mayo. La petrolera quiere empezar con los sondeos antes de fin de año, y para ello ha contratado un seguro civil de 40 millones de euros, a los que hay que sumar los 20 millones de garantía financiera para riesgos ambientales. En total, un seguro de 60 millones de euros ante un posible desastre ecológico.

Así lo dicta una resolución de la Dirección General de Política Energética y Minas que se acaba de publicar en el BOE. Tras recibir la autorización para realizar los sondeos -rechazados por el Gobierno canario y los cabildos de Lanzarote y Fuerteventura-, la petrolera tendrá tres años para hacer los sondeos. Eso si, en el momento que haya una amenaza de daño a las personas, bienes o el medio ambiente Repsol deberá paralizar „inmediatamente” las operaciones y tomar las medidas necesarias.

Cuando Repsol presentó el Estudio de Impacto Ambiental hace ahora un año la petrolera admitía que las operaciones que quiere realizar a unos 50 kilómetros frente a las costas de Lanzarote y Fuerteventura podrían provocar derrames catastróficos para la costa canaria. Junto a Repsol, que actúa como operador, también participan en el proyecto la petrolera australiana Woodside Energy en un 30% y la alemana RWE Dea AG en un 20%.

Además del seguro, la petrolera española también deberá tomar medidas para prevenir los posibles terremotos que puedan generar las prospecciones. Así, se instalarán sistemas de control de la sismicidad en Lanzarote y Fuerteventura con las que se monitorizarán todos los movimientos sísmicos que se produzcan en el subsuelo por culpa de las perforaciones en un radio de 20 kilómetros. Repsol también deberá paralizar los sondeos si en un radio de 75 kilómetros se produce un terremoto natural que supere los 4’5 grados en la escala de Richter.

El proyecto que Repsol quiere llevar a cabo consta de tres sondeos, aunque el tercero se realizará en función de los resultados de los dos primeros. Una vez finalice cada sondeo, la petrolera tendrá un plazo de seis meses para presentar todos los informes necesarios sobre su actividad. Las tres zonas en las que realizará las prospecciones son Sandía, a 3.170 metros de profundidad; Chirimoya, con una profundidad de 3 kilómetros y Zanahoria, situada a casi 7.000 metros de profundidad.

Vía: El Mundo

Foto: El Coleccionista de Instantes

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...