2014, un año de impotencia para el medio ambiente

El fracaso de la Cumbre del Clima de Lima y la reunión de Nueva York, las prospecciones en Canarias o la liberación de patentes de Tesla son algunos de los aspectos más destacados de 2014 relacionados con el medio ambiente.

2014 podría haber sido un año clave para la lucha contra el cambio climático, pero como los malos estudiantes los responsables de hacer frente a este problema se han dejado los deberes para 2015. Pese al varapalo que ha supuesto una cumbre del clima de la que se podía haber sacado algo más, este año hemos visto algunos gestos que dejan abierta alguna puerta a la esperanza. Eso si, al mirar hacia atrás vemos que 2014 ha sido un año marcado por la impotencia de un medio ambiente que cada vez pide más ayuda. Vamos con nuestro resumen medioambiental de 2014.

Cambio climático

Sin lugar a dudas, los acuerdos a todas luces insuficientes de la Cumbre del Clima de Perú son el aspecto más destacado. Como decíamos al principio, todos los deberes quedan para la crucial Cumbre de París 2015, aunque el resultado no está garantizado y la brecha que separa a los países ricos, los emergentes y los pobres (que también son los más afectados por los desastres naturales más graves) es cada día mayor.

Mucho más mediática que la Cumbre del Clima fue la reunión del clima que se celebró en Nueva York el pasado mes de septiembre. No es que se llegasen a grandes acuerdos, pero el discurso de una estrella como Leonardo di Caprio a favor del medio ambiente sirvió para poner el tema sobre la mesa, ni que fuese de pasada. 120 líderes mundiales se reunieron para hablar del clima en la sede de Naciones Unidas, pero destaca el plantón de la India y China.

Unas semanas más tarde, China anunciaba junto a Estados Unidos un acuerdo histórico por el que ambos países se comprometían a reducir sus emisiones. Eso si, el gigante asiático no lo hará hasta que alcance su pico de emisiones en unos años, mientras que Estados Unidos empezará a reducir tímidamente sus emisiones. Mientras, Europa ha aprobado un ambicioso plan para reducir las emisiones de cara a 2020, aunque los ecologistas señalan que no son suficientes para hacer frente al cambio climático.

Cambios en Europa

Esta fue la última gran medida que aprobó la Comisión Europea antes de cambiar sus carteras. Un español, el siempre polémico Arias Cañete, ha asumido Cambio Climático y Energía (aunque la eslovena Alenka Bratusek se ha convertido en vicepresidenta europea de Energía) tras verse obligado a vender su participación en varias empresas petrolíferas. Por su parte, la cartera de Medio Ambiente, Asuntos Marítimos y Pesca fue a parar al maltés Karmenu Vella.

Habrá que esperar para hacer balance de sus actuaciones al frente del Medio Ambiente europeo. Sus antecesores aprobaron este año una nueva normativa comunitaria de seguridad nuclear, pero renunciaron a regular el fracking. Esta técnica para extraer petróleo y gas natural que sigue abonada a la polémica en Estados Unidos, donde se han dictado las primeras condenas por contaminación fruto del fracking, aunque su evolución no para y el país es cada vez más independiente energéticamente.

No abandonamos Estados Unidos, ya que allí nos encontramos con Tesla, el principal fabricante de baterías para coches eléctricos, que anunció la liberación de sus patentes con el fin de impulsar el desarrollo de este vehículo. Además, se encargará de instalar cargadores en diferentes puntos de Europa. Por otra parte, Francia ha decidido reducir la contaminación y su consumo energético, para lo que quiere alejar el coche del centro de las ciudades y ha aprobado un importante plan de ahorro energético.

España y las prospecciones petrolíferas

Si ha habido un tema que ha marcado el medio ambiente en España este año, sin lugar a dudas ha sido la polémica entre el Gobierno central y Canarias por las prospecciones frente a las islas de Lanzarote y Fuerteventura. El ejecutivo canario llegó a convocar un referéndum sobre las prospecciones -que finalmente desconvocó-, pero la búsqueda de petróleo continúa. En otros lugares de la costa española como el Golfo de Valencia o la costa de Vizcaya podrían ponerse en marcha nuevas prospecciones.

Para tratar de acallar las voces críticas con las prospecciones, incluso las del propio PP, el Gobierno acaba de incorporar una serie de medidas dentro de la reforma de la ley de hidrocarburos que incluyen el pago de parte de las ganancias de las petroleras a las comunidades o municipios donde esté el yacimiento. Eso si, el pago solo se hará si el yacimiento resulta rentable. La misma ley de hidrocarburos quiere impulsar el fracking. Cuatro comunidades lo han vetado, decisión anulada por el Constitucional a instancias del Gobierno.

En septiembre, el PP sacó adelante en solitario la Ley de Parques Nacionales, entre críticas por el retroceso que supone para la protección del medio ambiente. 2014 también se convirtió en el año en que Madrid y Barcelona, las dos principales ciudades españolas, presentaron su plan para reducir el tráfico en sus calles y de paso hacer frente a la contaminación del aire. Isabel García Tejerina sustituyó a Arias Cañete al frente de Medio Ambiente, un cambio que no va más allá de los nombres ya que sigue con las políticas de su antecesor.

Foto: niekverlaan

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...