Uniqlo, sus mascarillas son recibidas con una de cal y otra de arena

La mascarilla Airism de la marca Uniqlo ha sido comercializada en Japón con gran éxito de ventas y división de opiniones.

En los últimos meses hay un producto que todos los mercados del mundo han necesitado desesperadamente: mascarillas. El planeta y los gobiernos han llegado a la conclusión del problema que supone mantener a China como proveedor principal de un producto que puede llegar a salvar vidas. Y después de la crisis, multitud de empresas locales han comenzado a trabajar para intentar aportar un poco de soporte a sus países. En España ha pasado con distintos negocios que han invertido en adquisición de maquinaria que les permita fabricar mascarillas.

Y en Japón, país donde la mascarilla es muy habitual, ya que se usa de forma habitual, ha ocurrido lo mismo. Distintas empresas, aunque no estuvieran dentro de este sector, se han puesto a trabajar para lanzar productos que puedan responder a las necesidades de los usuarios.

Uniqlo, la famosa marca de ropa que triunfa por sus prendas que ayudan a combatir el calor o el frío, es una de las entidades que se ha unido al carro. Lo ha hecho diseñando una mascarilla reutilizable (lavable) que se vende en paquetes de tres unidades y que tiene un precio más que generoso: por debajo de los 10 euros. Su lanzamiento llegó a saturar su tienda online y las tiendas físicas, donde el stock disponible se agotó rápidamente.

Para la segunda remesa la empresa reunió más stock y puso la nueva norma de solo poder adquirir un paquete de 3 unidades por persona, a diferencia de la primera disponibilidad, en la cual permitían comprar un paquete de tres unidades de cada una de las medidas disponibles (pequeña, mediana o grande). Eso derivó en que el stock online durara más tiempo y que más personas se pudieran beneficiar de la compra. Además, a todos los nuevos clientes se les regalaron los gastos de envío, de forma que este primer pedido de mascarillas se pudo pedir sin ningún tipo de cargo adicional.

Una vez las mascarillas han pasado por las manos de los expertos se llega a la conclusión de que están fabricadas con buenos materiales, que se ajustan bien y que permiten una buena defensa contra el coronavirus. No obstante, su nivel de eficacia está por debajo de lo que ofrecen las mascarillas de usar y tirar, que siguen estando entre las más eficientes que se pueden llegar a utilizar. Eso convierte la propuesta de Uniqlo en un buen producto para salidas a la calle cortas, ir a la compra, a hacer un recado o dar un paseo. Pero si tenemos pensado ir en tren o montarnos en otro tipo de transporte público no será una buena idea utilizarlas.

Las mascarillas tienen cuerdas que se ajustan de forma muy cómoda y la tela utilizada en la fabricación también es muy cómoda. Se usa la tecnología Airism de Uniqlo que es famosa por estar implementada en prendas que resultan muy frescas en verano y más calientes en invierno. De todas formas, si leemos las advertencias que se incluyen en la bolsa de la mascarilla, podemos ver cómo se advierte de no usar el producto en días demasiado calurosos o momentos en los que el nivel de temperatura sea demasiado extremo. Eso de forma paradójica lleva a que el uso que buscaban muchas personas en las mascarillas acabe quedando desaprovechado.

En nuestro caso hemos tenido la ocasión de usar las mascarillas y tenemos que decir que nos han dejado muy satisfechos. El tamaño del modelo grande es realmente amplio, por lo que incluso quienes tengan la cara más redondeada o de gran tamaño podrán usarla sin problemas. En mi caso es muy obvio que necesitaré adquirir un paquete de mascarillas de modelo mediano a la vista de que este me resulta un poco incómodo al no ajustarse tanto como me gustaría (me queda grande, para resumirlo de forma simplificada).

El lavado se realiza en la lavadora sin más. Es recomendable poner la mascarilla dentro de una red protectora para que no tenga contacto con otras prendas y tratarla como si fuera un elemento más delicado, como lencería y otras prendas que lavamos con mayor cuidado. El secado es el habitual y una vez nos la ponemos por segunda vez notamos la misma comodidad que la primera vez que la usamos.

Se ha criticado mucho a Uniqlo por la mascarilla, pero lo cierto es que la entidad ha hecho un muy buen trabajo y ha respondido a la demanda del público con un producto asequible y funcional. Es la política que siempre ha caracterizado a esta empresa y lo que lleva a que goce de tan alta popularidad en todo Japón, donde es uno de los mejores lugares para comprar ropa de cierta calidad a precio muy reducido. Además, Uniqlo también es el lugar idóneo en el cual encontrar prendas que nos aporten frescura en verano o mayor retención de calor en invierno, un tipo de tecnología textil que también han puesto de moda en otros países.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...