¿Qué pasará en la Venezuela post Chávez?

La muerte de Hugo Chávez abre muchas incógnitas sobre el futuro de Venezuela, el papel que jugarán allí las empresas extranjeras y cómo afectarán los cambios en el país al mercado petrolífero, del que Venezuela es uno de los grandes productores.

Tras la muerte del Presidente de Venezuela Hugo Chávez, se abre un periodo de incertidumbre en el país latinoamericano. A las dudas sobre quién será su sucesor (según la Constitución venezolana 30 días después del fallecimiento de Chávez deberían convocarse elecciones presidenciales) se unen las incógnitas sobre el futuro de las empresas extranjeras allí presentes, incluidas las españolas, que durante años vivieron con la sombra de las expropiaciones sobrevolándolas y que recientemente tuvieron que hacer frente a la devaluación del bolívar. Todo ello, sin olvidar el petróleo, la gran fuente de riqueza del país.

De momento, la desaparición de Chávez abre una puerta a la esperanza a las 120 empresas españolas con actividad en Venezuela para que se produzcan cambios en el mercado que acaben en una liberalización. Estos cambios podrían producirse incluso si Nicolás Maduro, designado sucesor por el propio Chávez, ganase las elecciones y se convirtiese en Presidente. La posibilidad de una nueva orientación del mercado venezolano no esconde la preocupación que hay en algunas empresas por la inestabilidad económica, social y política del país.

Algunos analistas consideran que una victoria de Maduro en las urnas podría llevar a una versión más radical de chavismo, donde aumentarían las expropiaciones a empresas extranjeras; mientras que la derrota del sucesor de Chávez les abriría más posibilidades, aunque todavía no es seguro que Capriles repita como candidato opositor. Empresas españolas como Repsol o Iberia ya han adelantado que mantendrán su actividad en el país igual que hasta el pasado martes, pero otras como Telefónica o el BBVA, que a punto estuvo de perder su filial venezolana, podrían comenzar a repatriar beneficios.

Otro de los focos de atención del comercio mundial estos días es el petróleo.Venezuela produce entre 2’3 y 3 millones de barriles al día y es el cuarto país con más producción de la OPEP, el quinto a nivel mundial y un cambio en su política petrolera podría suponer un terremoto para el negocio; aunque la empresa estatal PDVSA dijo que mantendrá su política petrolera. El miércoles, un día después de la muerte de Chávez, el barril de Brent del Mar del Norte subió 53 centavos, hasta los 112’14 dólares, y en Asia el de WTI lo hizo 19 centavos, quedándose en 91’01 dólares.

Países que mantenían estrechas relaciones comerciales con Venezuela como Nicaragua, Bolivia, Argentina, Ecuador y especialmente Cuba también podrían ver como sus economías se resentien. Muchos países de la región firmaron acuerdos comerciales de cooperación energética, alimentaria o sanitaria y con una hipotética recesión económica en Venezuela el nuevo gobierno podría exigir el pago de los miles de millones de dólares que le deben por la venta de petróleo.

Más información: Cinco Días

Foto: www_ukberri_net

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...