Puerto Rico se reinventa abriéndose más al mundo

El país caribeño, Estado Libre Asociado a Estados Unidos, ha apostado por el turismo, la industria y la agricultura tras la reciente suspensión de pagos.

puerto rico

En 2014, Puerto Rico empezó a evidenciar claras señales de que tenía un grave problema con la deuda pública. Estas impresiones se corroboraron en toda su crudeza cuando el país se declaró en suspensión de pagos. No se trataba, en cualquier caso, de una quiebra que fuera a destrozar la economía borriqueña, sino más bien un punto de inflexión para reformular el modelo productivo del país. Superada la incertidumbre inicial, Puerto Rico trata hoy de venderse como un polo de atracción de inversiones y de intermediación comercial.

Sin lugar a dudas, el principal factor que explica el atractivo de Puerto Rico es su condición de Estado Libre Asociado a Estados Unidos. Dicho de otro modo, la economía del país participa de muchas de las ventajas que implica la asociación con la primera potencia mundial. Con todo, uno de los aspectos que más destacan las autoridades puertorriqueñas es precisamente que se ha reducido la dependencia económica de Norteamérica. Esto se hizo de manera un tanto forzada cuando EEUU no quiso implicarse en el ‘rescate’ del país tras su bancarrota.

Aquello sirvió como acicate para relanzar distintos sectores que se habían quedado bastante aletargados en los años anteriores. En primer lugar, el turismo se ha reactivado de manera considerable. Puerto Rico ha aprendido, por fin, a explotar su condición de destino caribeño seguro (es uno de los países centroamericanos más ricos) para atraer visitantes europeos. No es casual que se hayan habilitado más conexiones aéreas con el país desde que se materializó la suspensión de pagos. Además, Lufthansa ha llevado hasta allí parte de su industria de reparación de aeronaves.

Segundo, el sector agrícola también ha dado carpetazo a la crisis, con un crecimiento acumulado en los últimos ejercicios superior al 30%. Ahora, sin embargo, llega el momento de afrontar con decisión el gran reto del país: venderse como la puerta de entrada a Latinoamérica en detrimento de Florida. Esta empresa, que parecía abocada al fracaso hace escasos meses, se ha revitalizado tras el triunfo de Donald Trump y el posible repunte proteccionista.

Vía: El País.

Foto: © gustavofrazao

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...