Nacionalizadas cuatro filiales de Iberdrola en Bolivia

Evo Morales nacionaliza cuatro filiales de Iberdrola en Bolivia

Evo Morales

El presidente de Bolivia, Evo Morales

El presidente de Bolivia, Evo Morales, ha decretado la expropiación de las cuatro filiales con las que opera Iberdrola en este país latinoamericano. Se trata de dos distribuidoras de electricidad situadas en las regiones de La Paz y Oruro, una empresa de servicios y una gestora de inversiones. El mandatario ha llevado a cabo esta nacionalización argumentando que las cuatro entidades cobraban más del doble a los consumidores de las zonas rurales.

Una noticia bastante preocupante ya que se trata de la segunda nacionalización realizada en Bolivia contra una empresa española en menos de ocho meses. Y es que el pasado mes de mayo, Morales expropió la firma Transportadora de Electricidad, de Red Eléctrica. Una medida que hasta el momento no ha sido compensada. «Nos hemos visto obligados a tomar esta medida para que las tarifas del servicio eléctrico sean equitativas y la calidad sea uniforme en el área rural y en el área urbana», ha indicado el presidente al respecto.

El gobierno preparó un gran contingente para enfrentarse a la operación de este sábado. Contó con 740 policías fuertemente armados que se desplazaron hasta 28 puntos estratégicos de La Paz y Oruro con el objetivo de resguardar la producción eléctrica.

Justificando su decisión, Morales ha sido tajante: «Hemos hablado con la empresa, hemos dialogado con la empresa, que se rebaje a todos, que asuma su responsabilidad social como empresa, son españoles. Cuatro meses de negociación sin resultado».

Por su parte, Iberdrola ha optado por la prudencia hasta que conozca en detalle todos los decretos expropiatorios, sobre los que se encuentra a la espera. Lo único que ha declarado hasta el momento es que espera que el gobierno boliviano «pague el valor real» de sus expropiaciones. Con respecto a este decreto, cuenta con un plazo de 180 días para que un tasador independiente dedica el importe de la valoración. Unas cifras que todavía no se han especificado, aunque según varios expertos, las filiales expropiadas podrían tener un valor en el mercado de 100 millones de dólares, lo que equivaldría a cerca de 75 millones de euros.

Lo peor de todo, es que esta medida podría tener todavía más consecuencias sobre otras empresas y compañías tanto españolas como extranjeras. Y más teniendo en cuenta que Iberdrola opera en este país sudamericano a través del holding Iberbolivia de Inversiones,, del que es propietario en un 64%. Con respecto al resto, está en manos del fondo Paz Holding, participado, entre otros, por Electric Capital, Mission Funding y Structure Finance.

Foto: sebastian-baryli

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...