Microsoft también quiere prescindir de su dependencia de Intel

Microsoft ha encontrado la manera de poder prescindir del uso de chips de Intel en sus ordenadores de la gama Surface.

Intel ha sido, durante muchos años, una de las líderes del mercado en lo referente a la fabricación de chips. En su catálogo de clientes han tenido a las empresas más grandes del sector, desde Microsoft hasta Apple. Y tal ha sido el buen trabajo que ha realizado Intel durante años, que al final han creado una dependencia extrema en sus clientes. Con el tiempo, los clientes de Intel se han dado cuenta de ello y han comenzado a mover pieza con la intención de prescindir de esa dependencia, la cual a todas luces no resulta positiva.

Apple fue una de las primeras empresas que introdujo una medida para no depender de los procesadores de Intel, diseñando los chips propios M1 que está utilizando con sus ordenadores MacBook. Y ahora Microsoft también mueve ficha al respecto para llegar a un plan similar.

Los creadores de Windows han estado trabajando duro los últimos meses para cerrar distintos acuerdos que les permitan establecer su propia producción de chips. Y parece que la maniobra les ha salido bien, puesto que mencionan que ya tienen en desarrollo sus propios procesadores para los equipos Surface.

Por lo que nos da la sensación a la vista de la información disponible, Microsoft tiene un papel crucial en el diseño de estos nuevos chips, pero en cierto modo siguen contando con apoyo externo. No obstante, las empresas con las que estarían colaborando deberían ser mucho menores y de menos envergadura, por lo que para Microsoft es una buena manera de tenerlo todo bajo control y de no seguir alimentando a una bestia tan poderosa como la que representa Intel.

Además de esto, han empezado a probar otras opciones. Por ejemplo, para los procesadores de centro de datos están usando chips diseñados por ARM. En el caso de los chips de los Surface, el proyecto de fabricación es más complejo, dado que hay muchos factores a tener en cuenta, como que deben ser procesadores que puedan exprimir hasta el último de los recursos proporcionados por la nube de Microsoft. Pero a la empresa de los Surface no les preocupa el reto, en especial porque han mencionado que no van a dejar de invertir y que siguen empeñados en llegar a obtener unos resultados de categoría.

La otra cara de la moneda la representa Intel, que va a tener que ponerse a trabajar aún más duro si quieren seguir manteniendo las cifras de ingresos que tenían hasta ahora gracias a estos grandes clientes.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...