La Odisea del Canal de Panamá podría terminar en mayo

El presidente panameño asegura que el nuevo canal se inaugurará a mediados del segundo trimestre, dejando tras de sí un intenso choque diplomático.

canal panama

En 2014, se produjo un intenso choque diplomático entre las autoridades españolas y panameñas a cuenta de las obras de ampliación del Canal de Panamá. La Administración del canal acusó al consorcio internacional encargado de las obras de incurrir en elevados sobrecostes. Por su parte, las empresas, lideradas por la española Sacyr, alegaban que los incumplimientos contractuales eran recíprocos y que los panameños habían ocultado información. Aparentemente, el asunto quedó zanjado y este año deberíamos asistir a la inauguración del nuevo canal.

Así, al menos, lo ha expresado recientemente el presidente de Panamá, Juan Carlos Varela. El mandatario centroamericano ha puesto fecha a la apertura del nuevo Canal de Panamá, mayo de este año. Como si no tuviera responsabilidad alguna en el contencioso, Varela minimizó los problemas judiciales y pidió dejarlos en manos de las ‘instancias competentes’. En estos momentos, las obras se encuentran en su recta final, debiéndose completar la instalación del tercer nivel de esclusas acuáticas en el segundo trimestre del año. Recordemos que la construcción debería haber finalizado en octubre de 2014.

En los últimos tiempos, la acción de El Niño, el fenómeno cíclico que eleva las temperaturas e intensifica las lluvias en la región, también ha afectado a las obras. Sea como sea, esto no debería ser un impedimento para finalizar las tareas dentro del nuevo plazo anunciado por el presidente. Ello no implica, ni mucho menos, que las diferencias entre la Administración del Canal de Panamá (ACP) y el Grupo Unidos por el Canal (GUPC) hayan desaparecido. Las espadas siguen en alto y la tregua finalizará con las obras.

Haciendo memoria, las tensiones comenzaron en enero de 2014 cuando la ACP acusó al GUPC de disparar los costes de manera intencionada, amagando con reemplazar a Sacyr como firma que dirigía las obras. Los constructores reaccionaron exhibiendo el contrato suscrito en 2009, en el cual se establecían las condiciones por las que se podía superar el presupuesto inicial. Tras la mediación del Ministerio de Fomento español, las obras se reanudaron pero la desconfianza mutua se ha mantenido.

Vía: Cinco Días.

Foto: BlackMac / Shutterstock.com

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...