Estados Unidos pone la pausa a las relaciones comerciales con China

Estados Unidos anuncia que ha decidido cancelar sus relaciones comerciales con China debido a la situación con el coronavirus.

Estados Unidos está muy molesto con China, mucho. El país, a través de las palabras de Donald Trump, ha confirmado que en estos momentos han decidido cancelar las negociaciones que tenían entre manos con China. Dice el presidente que ahora mismo no quiere hablar de ello y comenta lo molesto que está con el país asiático a la vista de que tendrían que haber detenido la expansión del coronavirus antes de que llegase al resto de naciones.

Donald Trump acusa a China de no haber hecho suficiente, de haber dejado que la COVID-19 se extienda y de no aceptar sus responsabilidades. Las palabras del presidente son contundentes y en cierto modo representan lo que piensan los ciudadanos de otros países respecto a la actitud por la cual ha optado China en los últimos meses desde que se produjera la pandemia.

Recientemente Trump aplaudió los esfuerzos que se estaban realizando entre los dos países para mejorar sus relaciones comerciales. Pero poco después China anunció que no tendrían la posibilidad de continuar con la inversión que estaban realizando para la adquisición de productos agrícolas de origen norteamericano. ¿El motivo? La crisis que se ha producido en China debido al coronavirus.

A partir de ahora la relación entre Estados Unidos y China, que está pasando por su momento más crítico desde que Donald Trump se sentara en la silla de presidente de Norte América, irá todavía a peor. Pero no es algo que deba sorprender a nadie teniendo en cuenta la situación en la que se encuentra el país, que se trata del que más infecciones ha acumulado y en el que se está produciendo una cantidad de víctimas mortales por encima de todos los niveles.

Ahora mismo a Donald Trump lo que le preocupa es la economía de su país y, al mismo tiempo, hacerle la vida imposible a China como castigo por lo que ha pasado en los últimos meses. De ahí que esté librando una batalla personal contra TikTok y que también haya comenzado a mover pieza para afectar a la presencia en Estados Unidos de otras empresas o servicios de origen chino.

Mientras tanto, en China permiten que se organicen fiestas como la que se llevó a cabo recientemente en Wuhan, el lugar donde supuestamente nació el coronavirus. La falta de lógica de este tipo de acciones hacen que sospechar de China sea todavía más frecuente y algo que poco a poco se aleja de las conspiraciones para sonar cada vez más real.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...