El seguro de crédito a la exportación

El comercio exterior se encuentra sujeta a riesgos, tanto inherentes como externos, es por ello que existen herramientas como el seguro de crédito a la exportación, creadas especialmente para asumir la función de reducir el riesgo, es un mecanismo muy empleado en el comercio internacional protegiendo a los inversores y garantizando la operación comercial.

El comercio exterior, como toda actividad económica en la cual se intercambia algún tipo de activo, se encuentra sujeta a riesgos, tanto inherentes como externos, es por ello que se requieren mecanismos que ayuden a minizarlos y posibiliten una efectiva transacción comercial entre el exportador e importador. El seguro de crédito a la exportación es una de las herramientas creadas especialmente para asumir esta función, un mecanismo muy empleado en el comercio internacional y que permite además de minimizar el riesgo proteger nuestra inversión y garantizar la operación comercial.

Este tipo de seguros, conocidos como seguro de crédito a la exportación (SCE)  podrían definirse como un acto jurídico por el cual el asegurador se obliga, mediante el cobro de una prima, y para el caso de que el riesgo objeto de cobertura se materialice en siniestro, a indemnizar al asegurado el daño sufrido, dentro de los limites pactados. Es en suma un instrumento que busca la expansión del comercio exterior, liberando a estas transacciones de la carga derivada de una excesiva acumulación de riesgos mediante su cobertura en un alto porcentaje.

El seguro de crédito a la exportación indemniza las perdidas que las empresas exportadoras y las entidades financieras experimenten en los créditos derivados de operaciones de exportación.

En el caso de España hay empresas como CESCE (Compañía Española de Seguros de Crédito a la Exportación S.A.), la cual es en su estructura una sociedad anónima con una participación mayoritaria del Estado Español, y cuyos socios son también los principales bancos y empresas aseguradoras del país. El objeto de CESCE es asegurar a las empresas de los riesgos de impago derivados de las ventas de sus productos y servicios tanto en el mercado interior como en el exterior.

Los riesgos que llega a cubrir CESCE, en el caso de operaciones de exportación, pueden llegar hasta el 99%, por ello es conveniente que si efectuan operaciones de comercio exterior, contratar este tipo de pólizas, así aseguran la integridad de su inversión y se minimiza el riesgo de la operación comercial.

En el caso peruano, este mecanismo es manejado  por la compañía peruana de Seguro de Crédito a la Exportación (SECREX S.A.) que es la única empresa autorizada que asegura los riesgos del posible incumplimiento de los importadores, en muchos casos actúa como una central de riesgos que accede a una serie de banco de datos  con el fin  de obtener información de la empresa importadora, como por ejemplo solvencia, protestos de letras, etc.

SECREX por su parte cubre hasta el 80% de la suma asegurada en los riesgos comerciales y el 90 % en las operaciones correspondientes a los riesgos políticos y extraordinarios. La moneda en que se contrata el seguro es la que queda acordada para el pago de las obligaciones, por lo que si estas se convienen en una moneda extranjera, las prima, los montos asegurados y las indemnizaciones se expresan en dólares de los Estados Unidos de Norteamérica.

Riesgos del Comercio Internacional

Se presenta cuando el importador esta imposibilitado de cumplir con sus obligaciones económicas. Se puede inferir algunos factores que nos muestran la insolvencia del importador como por ejemplo: cuando se verifica la quiebra del importador, cesa en sus pagos, celebra con sus acreedores mecanismos que le ayude a refinanciar su deuda,  no efectividad en las cobranzas.

Existen diferentes países a nivel mundial que se encuentran con una constante inestabilidad política y que puede poner en riesgo toda transacción comercial, debido a que la imposibilidad de pago del deudor se debe a medidas como inconvertibilidad de la moneda, transferencia de divisas, requisiciones, confiscaciones, restricción en la disponibilidad de fondos. Así como, por guerra civil, revolución, rebelión o conflicto internacional.

Los riesgos a cubrir por el seguro, son de diversa índole y entre los principales puedo enumerar como no muy comunes los conocidos como “riesgos extraordinarios”, los que se presentan cuando el importador es víctima de una catástrofe natural como terremoto, inundación, sequía, ciclón, etc, que lo imposibilidad de cumplir con el pago de la exportación.

Existe también un tipo de riesgo que implica  una serie de exclusiones debidas principalmente a mercaderías que por una u otra cosa no se ajustan a las leyes. Este tipo contempla riesgos por daño en la mercancía, incumplimiento sin responsabilidad del comprador, intereses de mora, etc.

Forma de las pólizas.

Las pólizas de seguro cubre al exportador de los riesgos, tanto en la etapa de la exportación pre y post-embarque. En el caso del preembarque, el contrato rige desde la fecha de formalización de la operación hasta el embarque. Para el post-embarque , la cobertura de crédito de vendedor ante la falta de pago del comprador, se efectiviza desde el embarque hasta el vencimiento de los documentos en que se encuentra instrumentado el crédito. 

Tipos genéricos de pólizas.

Las pólizas por lo general son del tipo individual y global. En el caso del preembarque funciona la póliza individual y en el post-embarque funciona además de la individual, la global.

Una póliza individual protege únicamente cada operación o embarque que efectué el exportador. Sus coberturas son por resición de contrato o crédito de vendedor. En el caso de la póliza global esta protege al exportador en todos los créditos que conceda a sus compradores y cuyo plazo de pago no resulte superior a 180 días, solo cubre el crédito del vendedor.

Sujetos de la póliza.

El Asegurado: Titular de los derechos que derivan del contrato de seguro, en especial el derecho a ser indemnizado en caso de siniestro.

El tomador del Seguro: Persona física o jurídica que contrata el seguro generalmente por cuenta ajena.

El Asegurador: Cualquier entidad de seguros autorizada para operar en el ramo del seguro de crédito en exportaciones. 

El Beneficiario: persona, física o jurídica, designada por el asegurado como destinatario de la indemnización que proceda en caso  de producirse un siniestro amparado por el contrato de seguro.

Elementos de la Póliza.

Un primer elemento y por supuesto el principal es el objeto asegurado, el cual no es más que el bien expuesto al riesgo que ampara la póliza, en el seguro de crédito a la exportación. Relacionado con este elemento se encuentra la suma, la cual es el límite máximo de la indemnización a pagar por el asegurador en cada siniestro.

El riesgo constituye el segundo elemento y está compuesto por la posibilidad de que se produzca un suceso o una situación causante de un daño.

Créditos:

Imagen 1: foto obtenida de Wikipedia Commons, autor JDVillalobos.

Imagen 2: Imagen obtenida de la Web oficial de Cesce.

Imagen 3: foto obtenida de Wikipedia Commons, autor Halondomo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 2,00 de 5)
2 5 1
Loading ... Loading ...