X

Apple recula en los dispositivos y apuesta por los servicios

Hay una crisis flotando alrededor de Apple, pero nadie quiere hablar de ello. Tim Cook no hablará de ello ni siquiera reconocerá que exista ningún problema. Tampoco lo harán los demás ejecutivos. Quizá Steve Jobs hubiera reaccionado de otra manera ante la oleada de inconvenientes con los que se va a encontrar la compañía de California en los próximos años. Nunca lo sabremos.

La realidad es que en los últimos dos años las ventas de terminales como el iPhone o el iPad han ido sufriendo diversos problemas. El aumento de los precios de los nuevos modelos, paralelo a la necesidad de implementar mayor y mejor tecnología en cada terminal, ha llevado a que muchos usuarios retrasen sus procesos de actualización. Ya no se está viendo que se mantenga esa burbuja de “cambio mi iPhone cada año” como ocurría hace mucho tiempo. Los usuarios son más precavidos, no se están dejando llevar tanto por las novedades porque en realidad no les parecen que sean tan imponentes. Debido a ello Apple nota cómo las ventas se reducen sin que se pueda ver la luz al final del túnel.

');

Lo mismo se puede decir del iPad, pero a un nivel todavía más negativo, dado que los tablets cayeron en desgracia hace unos años y aunque se mantienen en el mercado, no remontan el vuelo. Ante este paradigma Apple afronta el futuro con una preocupación: “tenemos que hacer algo o no vamos a poder mantener el volumen corporativo y de personal de este negocio”.

La teoría es que Apple levantará el vuelo de forma definitiva una vez más cuando se produzca un cambio generacional. Apple es una empresa que lleva muchos tiempos en activo y que siempre ha sabido o subirse al carro con fuerza o liderarlo, dependiendo de la situación y el contexto. Lideraron con el iPhone y se convirtieron en líderes. Se subieron al carro con los Mac y mantuvieron el tipo al lado de Windows y los PC. Cada situación les ha proporcionado unos resultados, pero han conseguido estar ahí en todos los casos. En un futuro no muy lejano, se supone que habrá otro salto generacional, otro producto tecnológico que la sociedad adoptará. Y no, no serán los smartwatch, al menos tal y como los conocemos en estos momentos. Pero hasta que ese momento llegue… Apple tiene que sobrevivir y no se puede permitir ni despidos, ni cierre de tiendas, ni bajada de valor en Bolsa. ¿Qué hacer?

Pues lo que ha hecho Apple ha sido seguir la tendencia del mercado de los servicios. Comenzar a proporcionar servicios en modelo de suscripción de una manera totalmente imparable. Hasta ahora ya dan servicios y los usuarios de iCloud, App Store o Apple TV saben que cuando se trata de Apple suele haber un alto nivel de calidad de por medio que garantiza un buen rendimiento. Pero ahora se van a colar en el sector de las suscripciones para competir no solo con un nicho, sino con todos. Lo que busca Apple es hacer la guerra santa con todas las empresas que están metidas en este mercado y como saben que posiblemente no liderarán ninguna parcela, tratarán de que los beneficios sumados de todas ellas acaben haciendo que el negocio valga la pena.

Hace unos días anunciaron su apuesta para el gaming bajo suscripción en la forma de Apple Arcade. Ya tienen una forma de competir con el aluvión de servicios de este tipo que van a nacer de aquí al próximo año. También han anunciado Apple News Plus reuniendo periódicos y revistas bajo suscripción. No es un mercado tan competitivo, porque no vamos a engañar a nadie cuando decimos que leer, se lee mucho menos que se juega o que se ven películas. Pero ese porcentaje de mercado que obtenga Apple por las revistas y los periódicos sumará al volumen total y les vendrá muy bien. También tienen Apple TV Plus, que es uno de los proyectos más ambiciosos, con el cual competirán con Netflix y tantas otras empresas. Han fichado a Oprah, han fichado a Steven Spielberg, tienen buenas ideas y un enfoque humanitario que dentro de la sociedad actual les proporcionará muchos ingresos.

Apple se vuelca en estas suscripciones como forma de rascar ingresos por parte de los usuarios. Un poco de aquí, un poco de allá y conseguirá que el dinero fluya. También visualizan, por supuesto, crear acciones cruzadas, conseguir que la venta de sus dispositivos aumente porque sean los mejores para ver sus contenidos o disfrutar de ellos y así mantener a flote el negocio que durante tanto tiempo ha estado dando de comer a tantas bocas. Suena un poco a “plan a la desesperada”, porque la empresa parece que está disparando a ciegas en algunos casos, pero es Apple y no suelen fallar tanto como otras compañías, así que habrá que ver qué pasa con su estrategia.

Foto: stevepbPexels

Categorías: Comercio Exterior
Etiquetas: Apple