América Latina, un territorio frágil

Todavía queda para ver una América Latina desarrollada

Tras la crisis económica y financiera iniciada en 2008, América Latina necesita recuperar el ritmo de crecimiento que venía demostrando desde principios del siglo XXI (5% anual). El Banco Mundial confía en que la región vuelva a adquirir un papel de relevancia en el mercado internacional. Lamentablemente, en una reciente entrevista al diario El País, Pamela Cox, vicepresidenta del Banco Mundial para América Latina y el Caribe, señaló que las buenas noticias para dichos territorios se encuentra en la importancia que las materias primas (y sus oscilaciones de precio) vuelven a tener para el funcionamiento del mercado mundial. Esto quiere decir que América Latina sigue dependiendo de lo que sus campos producen, lo cual es un signo de subdesarrollo.

Y es que parece que la industrialización se ha instalado definitivamente en China, el nuevo taller del mundo, del que salen millones de manufacturas rumbo a Europa y Estados Unidos. En definitiva, América Latina, que desde su independencia en el siglo XIX ha estado ligada a los intereses comerciales de los extranjeros, sigue dependiendo de lo que se decida en los núcleos de poder. Su dependencia económica la vuelve frágil y, si la situación no es buena, como se está demostrando desde hace dos años, la cosa empeora.

Foto: marcoslimo en Arte y fotografía

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...