¿Pueden tomar café las emprendedoras embarazadas?

Varios especialistas aportan su opinión acerca de si las mujeres embarazadas deberían tomar o no cafeína.

No es un secreto que el café se convierte de forma prácticamente imprescindible en uno de los motores que alimentan a los emprendedores y que les ayudan a poder trabajar más horas. Porque cuando emprendemos, lo que necesitamos es energía extra que nos permita dar respuesta a todo lo que tenemos que hacer y estirar un poco el día de forma que trabajemos más. Con una buena dosis de cafeína podemos trabajar algunas horas más e incluso hacerlo estando un poco más despejados.

Pero normalmente cometemos el error de enfocar este tipo de artículos pensando en términos globales y no profundizar en casos específicos en los que muchas personas se pueden encontrar. Y algo que queríamos analizar era el consumo de cafeína por parte de emprendedoras que se encuentren embarazadas. ¿Pueden beber café? ¿qué opinan los especialistas en la salud sobre ello?

Lo primero que os vamos a decir es que hay un serio debate acerca de si la cafeína puede afectar de manera negativa al feto cuando las madres se encuentran embarazadas. Los estudios y los especialistas no se ponen de acuerdo y se proporcionan argumentos de ambas direcciones que llevan a que la confusión sea mayúscula.

Hay quien dice que las embarazadas no deberían consumir cafeína bajo ninguno de los motivos, sin importar si se trata de mucha o de poca cafeína. También es algo que se desaconseja para mujeres que están pensando en quedarse embarazadas, puesto que podría terminar afectando al desarrollo del feto, al menos teóricamente. Como decimos, también hay quienes defienden la idea de que un consumo controlado de cafeína no tiene que afectar al futuro bebé de ninguna manera, lo que haría que su consumo fuera totalmente seguro.

Ese consumo controlado se refiere a una cantidad que no debe superar los 200 mg diarios. Si lo pasamos a una forma práctica, estaríamos hablando de dos tazas de café instantáneo al día. En principio una cantidad razonable que posiblemente ya nos proporcione esa energía que necesitamos, primero cuando nos despertamos y luego en el momento en el que nos veamos un poco decaídos y necesitemos el impulso de la cafeína. Los doctores que apuestan por esta recomendación aseguran que con este consumo no debería haber ningún problema ni riesgo para el niño.

Pero aunque la idea generalizada es la recomendación de los 200 mg, quedan ciertas dudas que llevan a plantearse si de verdad esto es algo recomendable o si las embarazadas deberían reducir la cafeína diaria a 0. Por ejemplo, aunque se coincide en que la cafeína no produce partos prematuros ni abortos espontáneos, pero quedan en el aire dudas acerca de si puede llegar a producir bajo peso en el bebé cuando nace, obesidad, sobrepeso, leucemia infantil u otros problemas de salud. Por ello son muchas las mujeres que prefieren no arriesgarse y aunque necesiten cafeína para impulsar su trabajo de emprendedoras, optan por no consumirla. Por suerte, distintos especialistas médicos siguen investigando al respecto para obtener unos datos y resultados más concluyentes.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...