Repsol inicia la demanda contra el gobierno argentino

Se cumple un mes de la expropiación de YPF por parte del gobierno argentino y el asunto parece lejos de solucionarse. El caso ha sido presentado por parte de Repsol al Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI), organismo arbitraje internacional que tiene su sede en Washington y que depende del Banco Mundial. Según dicho organismo, las partes tienen plazo de seis meses para llegar a una solución pactada. Repsol reclama la incorporación de YPF o una indemnización de 10.000 millones de dólares.

Hace justo un mes que Argentina nacionalizó la filial YPF de la petrolera Repsol y el asunto aún colea. El gobierno de Cristina Fernández de Kirchner se empeñó en hacer la guerra a las empresas españolas (recordemos la reciente sanción de 32 millones de euros a Telefónica por haber dejado sin servicio a más de 18 millones de usuarios en el famoso apagón del pasado mes de abril) y ahora le toca defenderse. El contraataque viene protagonizado, esta vez, por Repsol, que ha iniciado los trámites para demandar al gobierno argentino. El caso ha sido presentado al Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI), organismo arbitraje internacional que tiene su sede en Washington y que  depende del Banco Mundial. Según dicha institución, ambas partes tienen un plazo de seis meses para negociar una solución.

Repsol recurre al CIADI

Recordemos que YPF fue nacionalizada cuando Repsol se encontraba en negociaciones con la petrolera china Petroleum & Chemical Corporation (Sinopec) para su venta. De esta operación nada sabía el gobierno argentino, que tomó riendas en el asunto y castigó a la petrolera de la peor manera que se podía hacer. El asunto se venía mascando desde hace meses y prueba de ello es la retirada de concesiones a Repsol-YPF en las provincias de Santa Cruz, Salta y Chubut (entre otras), y de las que ya hemos hablado aquí en más de una ocasión. En este contexto, tras ser expropiada, Repsol amenazó con demandar a Argentina ante el Banco Mundial. Además, el asunto se empeoró cuando el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner se negó a pagar los 10.000 millones de dólares (unos 8.000 millones de euros) que reclamaba el presidente de la compañía, Antonio Brufau.

Siguiendo con el guión que se esperaba, Repsol ha recurrido al CIADI, basándose en una violación de los compromisos asumidos por el gobierno de Cristina Fernández bajo el Acuerdo para la Promoción y la Protección Recíproca de Inversiones entre España y Argentina. En consecuencia, Brufau pide la recuperación de YPF o, de lo contrario, una indemnización que repare todos los daños y perjuicios ocasionados a la compañía. Concretamente, la cantidad que reclama Repsol sigue siendo similar a la que demandaba tras conocerse la noticia, sin que se hayan rebajado lo más mínimo sus pretensiones (y obviando, claramente, la gran deuda de la compañía). Ahora, la pelota está en el tejado de Argentina, que tendrá que pronunciarse ante estos argumentos. Si no hay acuerdo, la solución tendrá que esperar. Veremos si el proceso no se hace interminable.

Foto: flyinswede

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...