Notable corrección bursátil de Alibaba tras un año en Wall Street

La compañía china se deja un 44% desde sus máximos anuales y regresa al punto de partida entre las crecientes dudas por su dependencia del mercado chino.

alibaba

La puesta de largo de Alibaba en el principal parqué bursátil del mundo resulta difícil de olvidar. El inicio de la cotización del gigante chino vino acompañado por una escenificación propia de Hollywood, al tiempo que los inversores acudían en masa a hacerse con los títulos de la firma. Además, la Oferta Pública de Venta (OPV) con la que Alibaba inició su andadura en Wall Street se convirtió en la más grande de la historia, dando inicio a un rally que tocó techo en noviembre.

Un año después de aquellos hechos, la situación de la empresa de distribución no es tan eufórica como en sus inicios. Lastrada en parte por la crisis china y en parte por una clara sobrevaloración inicial, las acciones de la compañía presentan una caída acumulada desde sus máximos anuales del 44%. Así, tras ver sus títulos por encima de la cota de los 100 dólares (119,15 $, para ser exactos), al cierre de esta edición pueden conseguirse acciones de Alibaba en el Nasdaq-100 por 65,7 dólares.

Cabe destacar que la empresa dirigida por Daniel Zhang arrancó en Nueva York con un precio de salida de 68 dólares que fue subiendo vertiginosamente en las primeras horas de cotización hasta acabar en 98 dólares (+38%). Por consiguiente, en estos momentos Alibaba vuelve a situarse prácticamente en los mismos niveles que hace un año, aunque el desplome respecto a su punto más álgido emborrone notablemente esta realidad. En cualquier caso, la tendencia es negativa y solo una respuesta comercial acertada puede revertirla.

En este sentido, sería erróneo justificar indefinidamente la caída bursátil con los problemas de la economía china. A pesar de sus orígenes y de su fuerte implantación en el mercado asiático, Alibaba es hoy una empresa global que debe gestionar diferentes coyunturas económicas alrededor del mundo. Zhang es consciente de ello y por eso ha acometido importantes cambios en la dirección de la compañía, como sustituir a algunos de sus pesos pesados. El 80% de los ingresos siguen procediendo de China, porcentaje que hay que cambiar urgentemente.

Vía: Cinco Días.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...