Mes balsámico para los mercados

La economía española cierra un mes de abril con una subida del 6,3% en el Ibex-35 y una reducción de la prima de riesgo hasta los 292,4 puntos.

Bolsa de Madrid

Los datos del paro y las negativas previsiones sobre la evolución de la economía española no han afectado lo más mínimo ni al mercado de deuda ni al Ibex-35. De hecho, se ha producido exactamente el efecto contrario. El índice español cerraba ayer en los 8.419 puntos (una caída del 0,38% respecto al nivel del que partía al inicio de la sesión), lo que supone un incremento mensual del 6,3%(empezó abril en los 8.050,4 puntos), el más alto desde el pasado diciembre. Esta subida acaba con tres meses consecutivos de caídas y permite establecer de nuevo los objetivos del Ibex-35 en la barrera que marca sus resistencias, esto es, los 8.600 puntos.

También resulta muy significativa la caída de la prima de riesgo, el índice que establece la diferencia o garantía que España debe ofrecer respecto al bono alemán (el más bajo de la eurozona). Este indicador inició el mes de abril en los 396 y se ha desinflado hasta los 292,4, el mayor descenso mensual desde septiembre de 2012. Semejante caída devuelve la prima de riesgo española a niveles de 2010, poniendo fin a más de dos años de constantes y acusadas subidas. La mejora de la credibilidad exterior de España ha sido sin ningún género de dudas el factor clave para variar tan negativa tendencia, al tiempo que ha permitido que el Tesoro coloque gran parte de la deuda de todo el año en apenas cuatro meses.

Con todo, el principal motivo para la esperanza es el hecho de que los mercados de deuda soberana hayan minimizado el impacto de noticias desestabilizadoras como la crisis de Chipre, las dificultades para formar gobierno en Italia o el empeoramiento de las previsiones para los próximos años. Hace apenas un año, cualquier declaración fuera de tono hundía las bolsas y disparaba las primas de riesgo. Cabe señalar no obstante que los mercados confían en una pronta rebaja de los tipos de interés por parte del BCE, eventualidad que Alemania y Finlandia no ven con buenos ojos.

Fuente: El Economista.

Foto / Iberia Airlines

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...