Los inversores confunden en bolsa a la red social Twitter con la quebrada empresa electrónica Tweeter y disparan sus acciones

La electrónica Tweeter, en situación de quiebra, revive en bolsa ante una equivocación de los inversores que han confundido sus acciones con las de la popular red social Twitter

twitter

Hay confusiones que pueden avivar el pulso de empresas que no atraviesan sus mejores momentos. El caso de la enseña Tweeter es un ejemplo de como un error puede disparar los movimientos en torno a una compañía que se encuentra en situación de quiebra. El hecho se ha vivido en territorio bursátil y se ha producido a causa de la similitud existente entre el nombre de esta firma y la red social, representada por el pájaro azul, Twitter.

Los inversores han confundido, en esta ocasión, las acciones de esta compañía con las de la citada Twitter, cuyo salto al parqué ha despertado las expectativas de múltiples profesionales y aficionados a la bolsa, que se han lanzado a la adquisición de títulos aunque equivocados. El hecho ha provocado un auténtico terremoto disparando el precio de las acciones de la agónica Tweeter por encima de la tasa del 1.000%.

Cabe destacar que la mercantil Tweeter se encuentra en situación de quiebra desde el pasado año 2007, aunque algunas acciones de la firma, una proporción muy reducida, continuaban activas en bolsa. Un pequeño testimonio de supervivencia que a causa de esta confusión ha visto como sus constantes vitales se reanimaban hasta límites insospechados.

La salida a bolsa de Twitter, que quedará formalizada en un plazo de unos quince días, ha puesto en jaque a los parqués, a la espera de ver cómo se comporta en este escenario una de las redes sociales más punteras del momento. Un caso que navegaba entre las dudas ante los resultados iniciales y adversos en los que se movió una empresa similar, como es el caso de la americana Facebook en su primera toma de contacto con el territorio bursátil.

En concreto, el volumen de acciones que se han puesto en movimiento a consecuencia de esta confusión de nombres ha alcanzado la negociación de 11,5 millones de títulos. Unas cifras relevantes y más que olvidadas para esta compañía, relacionada con el sector de la electrónica, que tuvo que asimilar su derrota económica hace ahora seis años.

fuente: El Mundo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...