Las oscuras prácticas de Gowex salpican al Mercado Alternativo Bursátil

La dimisión del presidente de Gowex avala las acusaciones de Gotham y supone un serio revés para la maltrecha credibilidad de la ‘bolsa para pymes’.


Durante la semana pasada asistimos a lo que parecía llamado a convertirse en uno de los culebrones del verano pero que acabó resolviéndose por la vía rápida. Gowex, la empresa española de suministro de redes Wi-Fi, era acusada por Gotham City Research de falsificar descaradamente sus cuentas, incurriendo en revisiones al alza de sus ingresos del 90%. A pesar de que la firma negó las informaciones publicadas, bastaron dos jornadas demoledoras en bolsa para su cotización se suspendiera y se acabaran reconociendo estas prácticas.

Al margen de las repercusiones judiciales que tenga el ‘caso Gowex’, que por lo pronto ya se ha cobrado la dimisión de su presidente Genaro García, las opacas cuentas de la empresa afectan también al propio Mercado Alternativo Bursátil (MAB). Concebido como una suerte de bolsa para pequeñas y medianas empresas, este mecanismo secundario ha vivido siempre envuelto por la polémica. No en vano, desde su creación en 2008 se han sucedido los casos de compañías que cotizaban en el MAB y que han protagonizado episodios polémicos relacionados con prácticas ilícitas.

La dudosa gestión del MAB se ha visto agravada por el hecho de que, tras publicar Gotham su demoledor informe (que resultó ser completamente cierto), la CNMV puso su lupa sobre esta agencia y no sobre Gowex. No en vano, la tecnológica española estaba considerada la gran joya de este parqué junto con Carbures tras la caída de Zinkia. Famosa por desarrollar los dibujos animados de ‘Pocoyó’, la primera empresa en cotizar en el MAB está actualmente en concurso de acreedores tras incumplir flagrantemente sus previsiones (con desviaciones de más del 70%).

Bodaclick, Suávitas o Negocio son otros valores que también tuvieron que abandonar el MAB a consecuencia de sus errores administrativos y de la falsificación sistemática de cuentas y balances. La historia de la ‘bolsa para pymes’ es pues una sucesión de escándalos que obliga a reconsiderar el funcionamiento de la misma y a introducir los mismos protocolos que rigen el Ibex-35 y el resto de grandes mercados. Corren malos tiempos para defender gestiones opacas.

Vía: El País.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...