Las agencias de calificación se benefician en plena crisis

Mientras muchas instituciones, países y empresas se hunden por culpa de la crisis económica, algunas compañías como las agencias de calificación se benefician del declive económico. Fitch ha sido la única que ha publicado sus datos relativos al curso 2011 y en ellos se evidencia una subida de los beneficios superior al 9%. Moody’s y S&P todavía no lo han hechos, pero sus últimas cifras publicadas dejaban entrever una clara línea ascendente.

Cuando hablamos de crisis económica, casi siempre nos olvidamos que no todo el mundo está metido en este saco. Hay países y empresas que escapan a esta etiqueta. Sin embargo, lo que llama la atención es que algunas de estas compañías que se han escapado de la crisis no estén ajenas a lo que pasa y tengan una importancia decisiva en el declive económico de muchas naciones y entidades financieras. Las agencias de calificación, de las que hemos hablado aquí en más de una ocasión, son una de esas empresas que, pese a estar implicada en la crisis y todas sus consecuencias, están saliendo beneficiadas de ella. Recientemente, se publicaba en el diario El País un artículo en el que se afirma que Fitch, Moody’s y Standard and Poor’s, las tres principales agencias de calificación, habrían aumentado sus beneficios en el año 2011. Y eso que el curso pasado no fue bueno en materia económica.

Antonio Tajani en una entrevista

El crecimiento de las tres agencias hasta septiembre fue notable. De las tres, únicamente Fitch ha publicado los datos relativos al curso 2011, registrando una subida en los beneficios del 9,4% con respecto a 2010. Moody’s y Standard and Poor’s todavía no lo han hecho, pero sus últimas cifras dejaban entrever una clara tendencia ascendente. Sus polémicas decisiones de bajar la nota a las deudas públicas de ciertas instituciones no parece que les pasen factura. Es más, cuanto más tiempo pasen en el ojo del huracán, más beneficios tienen. Y es que su credibilidad no sólo no se ha visto afectada cuando han atacado la deuda pública de países como Estados Unidos (este verano) o Francia (hace menos de un mes), sino que sus estudios y resultados siguen siendo el eje vertebrador de la economía en Occidente.

El lunes 23 de enero se publico, también en el diario El País, una entrevista a Antonio Tajani, vicepresidente de la Comisión Europea y comisario de Industria, Turismo y Espacio. En ella, este político no dudaba en afirmar lo siguiente: “No me gusta el trabajo de las agencias de calificación, porque no lo hacen con transparencia y han cometido muchos errores. Es necesario un cambio. Estoy a favor de que se les impongan reglas”. Según él, las agencias trabajan para favorecer el dólar (es evidente que las tres tienen nacionalidad estadounidense). Una vez sabido esto y asimilado por las economías europeas (y por tanto, por sus mercados), ¿por qué no se toman medidas de reacción frente a los ataques de las agencias? La respuesta a esta cuestión sigue estando en el aire.

Foto: epp_group_official

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...