La situación económica empeora

Tras una jornada, la del jueves, con graves pérdidas en las bolsas internacionales, el viernes se presentaron unos datos positivos que ayudan al optimismo relativo con vistas a las próxima semana. De todas las bolsas, una de las que más números verdes ha visto ha sido el Ibex 35. Mientras el G20 y el BCE tratan de calmar los convulsos mercados, la incertidumbre seguirá sobre el parqué toda la siguiente semana. Estos repuntes a veces no son significativos.

La última semana de septiembre en el mundo bursátil se presenta con bastante incertidumbre. Las últimas jornadas han estado marcadas por los altibajos de los índices que han experimentado de casi todo. Por ejemplo, el pasado día 23 de septiembre las bolsas internacionales, especialmente las de Estados Unidos y las de Europa, sufrieron un derrumbe considerable ante el temor de una posible recesión económica. Además, el repliegue de la economía china ha aumentado la sensación de declive. Como bien señala, Daniel Pingarrón, de IG Market, “Si al peligro real de Europa y EE UU de caer en una segunda recesión le sumamos el enfriamiento de China, los problemas se multiplican”.

Sede del BCE

Los números rojos se acumularon durante toda la jornada del jueves. Sin embargo, el viernes nos deparó gratas sorpresas. En términos generales, las bolsas se recuperaron del duro varapalo sufrido la jornada anterior. En el caso español hay que destacar que el Ibex 35 subió más de un 2%, teniendo a empresas como el BBVA (5%), el Santander Central Hispano (4,9%), Telefónica (2,63%), el Banco Sabadell (1,02%) y el Banco Popular (1,70%) como sus principales protagonistas. En este sentido, se puede observar como el sector financiero, a pesar de ser víctima de la recapitalización promovida por la Unión Europea, ha sido el salvador del índice bursátil español.

En Europa y en Estados Unidos también experimentaron una mejora tras el desastre del jueves, aunque no de la magnitud de la registrada en España. Por ejemplo, la Bolsa de París subió en torno al 1%, mientras que la de Francfort no llegó al 0,7%. Londres se quedó con medio punto positivo y Milán alcanzó el 1,3%. La explicación de esta recuperación la podemos encontrar en el tradicional rebote de las compañías financieras tras unas malas jornadas.

Además, no hemos de perder de vista las medidas tomadas por el G-20 y el Banco Central Europeo, empeñados en apaciguar los mercados con discursos complacientes con los bancos. Por ejemplo, el grupo de los países más ricos del mundo no dudó en afirmar que se tomarán “todas las medidas necesarias para preservar la estabilidad del sistema bancario y de los mercados financieros”. Por su parte, el Banco Central Europeo no ha querido adelantar nada, sólo que se deberá actuar en caso de que la situación siga empeorando: “Si los datos de principios de octubre muestran que las cosas están peor de lo que preveíamos deberemos buscar qué tipo de decisiones podemos tomar para hacerles frente”.

Foto: micora en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...