La bolsa cobra protagonismo en un 2016 muy incierto

Los analistas coinciden en que la renta variable es la única inversión interesante para el próximo año pero recomiendan una vigilancia intensa de los activos.

bolsa

Como todos los años por estas fechas, llega la hora de hacer balance de las inversiones realizadas en 2015 y comenzar a planificar las estrategias para el próximo ejercicio. Ciertamente, este año resulta difícil de clasificar. Por un lado, hemos asistido a la defenestración de la renta fija como activo a todo riesgo, aprendiendo que incluso la deuda puede hacernos perder dinero. Por otro, la bolsa vivió en verano su peor jornada desde el crac de 2008. Con todo esto en mente, ¿qué hacemos en 2016?

La mayoría de analistas lo tiene claro, el próximo año hay que invertir en bolsa pero extremando las precauciones. Los descensos de los últimos meses unidos a las dudas en plazas tan importantes como España dibujan un panorama incierto pero que, en última instancia, pueden ofrecer una buena oportunidad de inversión. Ahora bien, el recorrido de la renta variable es bastante corto, teniendo presente el tirón experimentado entre 2010 y 2014 y la reciente subida de tipos en Estados Unidos. Por supuesto, las bolsas de los ‘emergentes’ son para valientes.

Los mercados europeos se debaten entre la búsqueda de soportes y la de resistencias. Desde luego, quien tenga claro cuál será la solución a la inestabilidad política española puede rentabilizarlo a través del Ibex-35. Este selectivo cerrará 2015 como su peor ejercicio desde 2012 y ello abre la puerta a una revalorización el próximo año. Otros parqués como el Dax alemán o el FTSE británico pueden ofrecer una mayor estabilidad pero su potencial alcista es considerablemente menor. Los ‘sustos’ serán casi inevitables en cualquier escenario.

Como resquicios de esperanza, los analistas también consideran que el mercado de las materias primas seguirá cayendo en 2016, con el petróleo enfilando soportes otrora inverosímiles. Es posible también que la debilitación del euro respecto al dólar unida al encarecimiento del dinero en Norteamérica dé un empujón a las bolsas europeas. Sea como sea, no hay tendencias claras y todo apunta a que el próximo ejercicio pondrá a prueba la pericia de los inversores. Ya se sabe que a río revuelto…

Vía: Cotizalia.

Foto: Bolsa vía Shutterstock

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...