El rechazo a la OPA de IAG impulsa a Vueling en bolsa

El consejo de administración de Vueling ha rechazado la OPA de IAG, matriz de Iberia, para hacerse con el control de la aerolínea, lo que ha supuesto una subida del 5% en bolsa. Eso si, los accionistas tendrán la última palabra.

Esta semana no ha sido una de las mejores que ha tenido IAG, el holding que surgió cuando se fusionaron British Airways e Iberia. A la huelga de Iberia se ha sumado el rechazo del consejo de administración de Vueling a la OPA que el grupo presentó para hacerse con la low cost catalana, que se ha disparado en bolsa un 5%. Las acciones de la aerolínea han empezado la sesión por encima de los ocho euros, una cantidad superior a los 7 que ofrecía la matriz de Iberia.

Tras el cierre de la sesión del jueves, Vueling envió un informe a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) donde justificaban su decisión en que, en el momento en que IAG anunció la OPA, los 7 euros por acción suponían una prima del 27’97% sobre la última cotización, y que la oferta se ha visto «superada». Además, recordaba que según diversos analistas las acciones de la aerolínea catalana, la segunda más grande de España después de Iberia, tenían un precio «claramente superior» al propuesto por IAG.

El consejo de administración aprobó el informe por unanimidad, sin que ninguno de los consejeros discrepase de forma individual con la decisión. Además, se decidió que las 216.083 acciones que el consejo de Vueling tiene en autocartera tampoco aceptaría la oferta de IAG. Según una de las consultorías a las que acudió la aerolínea, aceptar la oferta implicaría la pérdida de su «independencia y libertad de gestión», algo que podría suponer la «contaminación de la estructura de costes salariales».

Aunque al final serán los accionistas de la aerolínea los que decidan si se acepta o se rechaza la OPA, los miembros del consejo de administración titulares de acciones han mostrado su rechazo a la oferta de IAG.  Su presidente, Josep Piqué, dueño de 40.000 acciones expresó su voluntad de «no aceptar» la oferta, igual que el consejero delegado Álex Cruz, que posee 5.000 acciones. Los consejeros Enrique Donaire, con 13.483 acciones en su haber, Isabel Marín y Carlos Colomer -ambos con 10 títulos- y Jaime Manuel de Castro -con dos- también manifestaron su rechazo.

IAG ya controla el 27’08% de las acciones de Vueling, conseguidas mediante free float, y el pasado 10 de diciembre lanzó una OPA para hacerse con el control de la low cost. La oferta está sujeta a la aceptación de, como mínimo, el 90% de las acciones de Vueling con derecho a voto; y aunque va dirigida al 100% del capital, las acciones que pertenecen a Iberia están inmobilizadas hasta que finalice la oferta.

Fuente: El Confidencial

Foto: calu777

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...