El Ibex-35 firma su mejor primer trimestre en 17 años

El principal selectivo español crece un 12,07% entre enero y marzo estimulado por el QE, el crecimiento económico y el pinchazo del populismo.

ibex

Definitivamente, el riesgo político no ha sido suficiente para hacer descabalgar la dinámica alcista de las principales bolsas europeas durante los tres primeros meses del año. Las elecciones griegas abrieron un foco de inestabilidad tanto durante la campaña como tras el triunfo de la izquierda radical. Esta incertidumbre aumentó con las primeras declaraciones de los nuevos representantes griegos. Afortunadamente, las salidas de tono no se han repetido y Grecia está negociando con relativa normalidad con las autoridades de Bruselas. Nihil novum sub sole.

Si a todo ello le añadimos el balsámico efecto del QE europeo y la caída a plomo del euro, tenemos los principales factores que explican el festín que se han dado los grandes índices comunitarios desde finales de enero. Uno de los más beneficiados por los acontecimientos señalados ha sido el Ibex-35, el selectivo más dinámico del sur de Europa. Con un crecimiento trimestral del 12,07%, el parqué madrileño acaba de cerrar el mejor comienzo de año desde 1998. No en vano, el Ibex arrancó abril en los 11 521,1 puntos.

Entre los motivos estrictamente internos que pueden haber jugado a favor de las bolsas españoles destacan los datos adelantados del crecimiento del PIB en el primer trimestre y los resultados de las elecciones andaluzas. En el primer caso, el ministro de Economía Luis de Guindos anunció que España había crecido en torno a un 0,8% entre enero y marzo. De confirmarse esta cifra estaríamos ante el mayor crecimiento intertrimestral desde 2007 y se encadenarían siete trimestres consecutivos con tasas positivas (desde el tercer trimestre de 2013).

Sobre los comicios andaluces, los efectos taumatúrgicos no llegan tanto por la victoria socialista sino por el pinchazo de Podemos. Las altas expectativas electorales de esta formación y la inquietud que despierta entre los inversores motivaron que, cuando se conoció que su candidatura al Palacio de San Telmo no alcanzó ni siquiera el 15% de los votos, más de un analista respirase aliviado. Eso sí, el riesgo político dista mucho de estar conjurado en este año electoral.

Vía: elEconomista

Foto: geralt

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...