El Ibex-35 dispara las emisiones de deuda en el primer semestre del año

Las firmas del principal selectivo español colocan 13.900 millones de euros en deuda durante la primera mitad de 2014 a menores intereses.

La notable caída de la prima de riesgo española entre 2013 y 2014 ha tenido efectos colaterales en el funcionamiento de las grandes empresas nacionales, que se han beneficiado de ello para colocar sus propios bonos. La operación, secundada por una notable relación de firmas, ha supuesto la financiación de 13.900 millones de euros en deuda. Una cifra desorbitada que supone obviamente un balón de oxígeno para las empresas pero encierra también distintos riesgos que resulta conveniente examinar en detalle.

Al igual que ocurre con la deuda del Estado (cuyo crecimiento exponencial supone uno de los más graves peligros para la recuperación económica de nuestro país), las principales compañías del Ibex-35 han aprovechado la oleada de confianza en España para asaltar los mercados con bonos y letras. El más activo en este sentido han sido CaixaBank, que ha realizado emisiones agregadas (junto con otras entidades menores) por valor de 4.500 millones de euros. Eso sí, de esta cifra ‘solo’ 990 millones pertenecen exclusivamente al banco catalán. BBVA por su parte ha colocado 880 millones y Citi 813 millones.

Como puede verse, la banca ha sido el sector que más dinero ha comprometido con los inversores. Un comportamiento que, si bien supone un respiro a corto plazo, aumenta la deuda de las empresas al tener que abonar intereses aunque estos sean menores que hace algunos años. Es más, al reducirse tanto los costes de emitir deuda esta se plantea como un recurso positivo y cada vez más demandado, pasando por alto los riesgos que conlleva y dando pie a comportamientos poco responsable.

En realidad, se trata de un error en el que también incurren (en mayor medida incluso) los propios Estados. Las colocaciones de deuda deberían verse como un mecanismo de urgencia que se adopta en casos excepcionales (operaciones a largo plazo, reestructuraciones…) pero no como una forma de aplazar los problemas para más adelante con la confianza en que estos se acabarán resolviendo por sí solos. En cualquier caso, conviene señalar que la deuda privada española se ha reducido en 2014.

Vía: Cinco Días.

Foto: FDV

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...