Malos tiempos para EVO Banco con el despido de empleados

EVO Banco anuncia los planes de un ERE que dejará más de 200 despidos y cerrará el 90% de sus oficinas.

EVO Banco tramita un ERE

Nunca es agradable dar una noticia como esta, y es que EVO Banco ha confirmado la mala situación en la que se encuentra y sus planes de llevar a cabo el cierre de 39 oficinas. Esta entidad, que nació como competencia de ING buscando una forma de trabajar similar, no ha llegado a aprovechar el rebufo de la entidad caracterizada por el color naranja. Llegó en un momento en el cual ING ya se había asentado y después los distintos obstáculos con los que se ha encontrado no le han puesto las cosas fáciles.

El cierre de las 39 sucursales que ha sido anunciado derivará en que también se produzca una importante cantidad de despidos que se ha estipulado entre 260 y 270 personas. Lo crítico, lo negativo de toda la noticia es lo que no habíamos dicho hasta ahora y que es imposible ocultar: que la entidad tiene hasta ahora 44 sucursales. Esto significa que si se cierran 39 de ellas el banco estará eliminando de un plumazo el 90% de su presencia en las calles y de su plantilla.

El recorte de plantilla no será tan exagerado como el de oficinas, dado que llegará como máximo a un 60%, pero también va a ser doloroso a la vista de la presencia del banco en el país. Con este resultado EVO Banco se refugiará en cinco sucursales que se quedarán fijadas en cinco puntos importantes de España.

Una de las oficinas que resiste estará en Madrid, otra en Barcelona, la tercera en Valencia y las dos últimas en Sevilla y Bilbao. No se sabe cuál será el destino de la entidad a partir de este punto, pero es de imaginar que sus clientes y los posibles interesados en sus cuentas se piensen mucho trabajar con una entidad que está pasando por un momento tan crítico. No obstante, la caída en desgracia de EVO Banco viene de atrás, dado que ya en 2015 empezaron a cerrar oficinas a la vista de que en su momento dorado llegaron casi a las 80 sucursales.

EVO Banco siempre ha intentado ofrecer servicios principalmente digitales y un tipo de producto más ambicioso que el del resto de entidades tradicionales. Se ha encontrado con el problema de unos tipos de interés demasiado bajos y unas condiciones que no les han permitido crecer. No creamos que a ING, su competencia en el mismo rango, no le está ocurriendo lo mismo, dado que su situación en unos años también podría ser precaria.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...